martes, septiembre 25, 2012

Las compras más raras de la Red

Creo que os lo he comentado ya pero soy adicta a las compras 'online': eBay y yo somos uña y carne, también he pillado en Light in the Box y allá por julio os hablé de mis adquisiciones en Zalando.

Bueno, no, os hablé de las sandalias que no me he quitado en todo el verano y os dije que me guardaba otra compra para más adelante. Me daba vergüenza reconocer que a veces se me va la pinza y compro las cosas fuera de temporada. MUY FUERA DE TEMPORADA.

Por ejemplo, esto:


Llevo todo el verano pensando en hacerme una foto para que flipéis. Mediados de julio, ola de calor y yo comprando parkas. Por supuesto, no fui capaz de hacer tal foto, ni siquiera ahora, que ya es otoño. Pero me parece un chollazo (67 euros) y además sienta fenomenal (me la probé cuando llegó, luego ya no he sido lo suficientemente valiente), así que me parecía idóneo mostrarla antes de que empiece la temporada y ya tengáis una de esas del Zara que ni abrigan ni hacen apaño ni ná.

Algún día me atreveré a ponérmela (cuando haya 20 grados menos o algo así), y prometo hacerme foto.

lunes, septiembre 24, 2012

¡Hablan de mí! ¡Y bien!

Bueno, o eso creo...

Estaba yo escuchando la entrevista que le hicieron a Calamity Cool (ya sabéis, ese dúo cómico que desde Sevilla analiza la moda internacional con humor, buen rollo y QUE ME ENTREVISTÓ HACE CASI UN AÑO) cuando, ya casi al final, me parece entender mi nombre.

Aribradsó creo que dicen, pero les perdono porque si les dan a elegir cuatro blogs favoritos y me eligen, es que soy un 25% favoriteada y eso me gusta. Yo protagonista de una entrevista de radio, no puedo amar más a estos chicos...




domingo, septiembre 23, 2012

Yo protesto por los domingos

Tarde o temprano iba a llegar: de hecho, la naturaleza de las #ariprotestas es esa, aprovechar el mal rollo que me dan los domingos para quejarme.

Pero, claro, cuando las cree era freelance, trabajaba en pijama y, aunque madrugaba, seguía estando en casita, más o menos calentita (todo lo que esta casa-frigorífico permite), y... Sí, lo habéis adivinado, ya estoy empezando a idealizar mi vida anterior. Todas esas veces que escribí diciendo que no era para tanto me parecen ahora falacias.

Mentiras que recuerdo ahora con añoranza cuando tengo que esperar un autobús que no viene porque han decidido que Madrid sin huelgas de transporte no tiene ninguna emoción. Bonitos recuerdos que se desvanecen cuando salgo cansada de trabajar a las 7 de la tarde (con suerte).

Odio los domingos porque odio, aún más, los lunes.

¿Quién se inventó este calendario? ¿Quién distribuyó tan mal la semana para que dedicásemos más de la mitad de la misma a trabajar? 4 días y medio (por la jornada reducida que tengo el viernes, menos mal) de curro, dos y medio de descanso. Insuficiente.

Yo nací para disfrutar de mis días, pero solo cuando comencé a tener uso de razón (hace un mes, más o menos) descubrí que los humanos habíamos inventado una manera horrible de incordiarnos: el dinero. De él dependemos para todo y no nos queda otra más que engancharnos a él. Y, como a la mayoría no nos crece de los árboles (y aunque así fuera, ¿cuántos de nosotros tenemos espacio para plantar un árbol?), dependemos del trabajo para ganarlo.

Un sinsentido todo, vamos.

Y todo esto, estas divagaciones, para recordar que ODIO los domingos. Lo había olvidado, pero esto, está claro, es como montar en bicicleta: no solo no lo olvidas, sino que hasta que vuelves a coger práctica pasas el tiempo con el cuerpo entumecido y dolorido.


viernes, septiembre 14, 2012

Carta de la directora ** Septiembre 2012 **

 Querida amiga:

Llego con retraso, lo sé, pero soy la directora y mi deber es hacer lo que me dé la realísima gana. Si no, estoy segura de que me quitaríais el puesto, que sois muy listillas... [Y hay mucha trepa por ahí suelta]

En fin, llega la vuelta al cole, el volver a empezar, etc., etc. Yo estoy segura de que el año empieza en Septiembre y, si no, da igual, porque eso pensamos transmitir todas mis coleguis directoras y yo: nuevo curso, nueva vida y todo eso. Luego lo volveremos a decir en Enero y nos quedaremos más anchas que largas. Y durante el resto del año, cuando la crisis siga siendo el pan nuestro de cada día, aplicaremos el tema de reinventarse y con eso tendremos al menos un 10% de los contenidos mensuales apañaitos.

Pero bueno, es verdad. No hay más que ver que las agendas más chulas empiezan ahora y que este país nuestro se detiene como si de pronto le diesen al 'OFF' en todas las empresas. Hasta que no llega el 1 de septiembre no hacemos acto de presencia. Apurando al máximo.

Por eso, digo yo, que lo mejor será dejarse llevar por la corriente. Que todos deciden que es el momento de cambiar el rumbo, pues se cambia... 

Ese es mi consejo y mi teoría llevada a la práctica. 

Yo, por ejemplo, he decidido poner un nuevo rumbo. ¿Mejor, peor? Eso nunca se sabe, simplemente diferente.

Seguiré siendo vuestra directora y diciendo tonterías por aquí (no es que me vaya a volver inteligente de pronto, Dios me libre) pero mi vida profesional ha cambiado. Me distancio de las revistas femeninas... O, al menos, me alejo de ellas como sustento principal, porque pienso seguir colaborando con aquellos medios que quieran contar conmigo.

Un cambio algo inesperado pero positivo... ¡Os iré informando!

PD: ¿A que molan la foto y mis gafas de Hello Kitty? La foto la hizo Mamen Díaz Alersi en MBFWM y ... ¡me encanta! Y por cierto, salgo así de guapa gracias a Pablo Paniagua, encargado de poner el pañuelo en su sitio.





martes, septiembre 11, 2012

Un voto aquí, un voto allá

Y ganará y ganaré (lo he escrito cantando Mecano, lo digo por si queréis encontrar sentido a mis palabras... Igual invento una nueva forma de arte: escribir como si me imaginase una canción. Igual no es arte sino tontería)

En fin.

El caso es que os he dado el verano de descanso porque entiendo que necesitábais unas vacaciones y to' la pesca, pero creo que ya es hora de deciros las cosas tal cual, sin tapujos de ningún tipo: YA ES HORA DE VOLVER A LA RUTINA.

Y la rutina es votarme en el concurso de La Vaguada, porque voy perdiendo y os odio un poco. Empezamos fuerte pero pronto me habéis olvidado, y así no.

Total, que esto es lo que tenéis que buscar... ¡Quedáis avisados!


domingo, septiembre 09, 2012

MBFWM: el resumen

Bien podríais decir un "a buenas horas, mangas verdes", porque TODO el mundo ha publicado ya sus crónicas sobre Cibeles MBFWM pero, oye, es que una estaba ocupada con su vida y eso...

En fin, algunas personas me han dicho que les había gustado mucho mi cuidada selección de fotos en el post anterior, así que os hago un collage con lo que para mí ha supuesto esta edición (por eso, y porque tengo un programa nuevo de hacer cosas de estas que me tiene flipada):


Como sabréis, todos los acontecimientos de mi vida van relacionados con la comida... De ahí que mi selección diste un poco de la habitual... Pero bueno, es que si este blog tiene algo de habitual, ya me encargo yo de que no sea así. De hecho, iba a dejar un hueco en blanco por la noche en la que me quedé en la calle, pero me ha parecido abusar de una historia que sin duda contaré en mi autobiografía tampoco es para tanto.

El caso es que es una de las ediciones de las que más recuerdos bonitos guardo: comidas con amigos (en la cafetería con las chicas de Hoy Mujer, sushi, McDonald's o Tagliatella), copas con mis compañeras de Yo Dona, cruces fugaces con Shopaholic, breves minutos con mi querido Chema de E-coolsystem, reencuentros con amigas que viven lejos como Rebeca (A trendy life), Macarena Gea o Chloe (Me paso el día comprando) y muchas más...

Y, por supuesto, las horas que he pasado con Franchejo, que llegó incluso a traer una maleta a mi casa de la de veces que pasó por aquí. Son muchas las cosas que hemos compartido, como mis conducciones suicidas o, por supuesto, la banda sonora de MBFWM Septiembre 2012. Con acento argentino, claro...



PD: A algunos de los desfiles de MBFWM pude asistir gracias a las invitaciones que me regaló Movistar, uno de los patrocinadores de la pasarela. Al César lo que es del César. También es verdad que podrían haber aprovechado para duplicarme los megas del móvil pero eso ya es echarle morro...

sábado, septiembre 08, 2012

La agenda, la vida, los micrófonos

Vamos a ver: ¿por qué la vida es tan cruel? ¿Por qué primero te da la felicidad, cuando eres pequeño, con tres meses infinitos de vacaciones y luego te da tres días, TRES, y te dice que ahí te apañes?

¿No será que Brad Pitt tenía razón cuando hizo la peli esa de desenvejecer y cuyo nombre no recuerdo nunca? Ojo, digo con lo de la peli esa, con lo de dejar a Aniston por Jolie creo que se equivocó bastante. Que quede claro, en esta casa somos:

Por favor, necesito que alguien me compre esta camiseta. Comprarla yo sería decadente, pero un regalo no se puede rechazar...
En fin, a lo que iba. Tras esta confesión de depresión pre-otoñal, os cuento mi vida. El otro día me llegó un regalo inesperado que ME ENCANTÓ. Todos los regalos me encantan, la verdad sea dicha, pero es que nunca os lo he contado: soy una yonki de las papelerías. Me encanta comprar rotuladores, pinturas, bolígrafos, pegatinas, gomas de borrar y agendas, siempre agendas. 

Siempre me ha gustado plasmar mi vida en ellas (como podéis comprobar, lo de plasmar mi vida es algo que se me da bastante bien) y marcar las fechas, pero desde que dejé la universidad me di cuenta de que necesitaba algo con un tamaño algo más pequeño.

Así que la Agenda Paperblanks que me llegó es perfecta:


Ocupa un cuarto de página y, LO MEJOR: Tiene 15 meses, para que puedas incluir el verano, el curso siguiente y los planes de futuro lejanos...

Por ejemplo, lo primerito que pongo yo según tengo una agenda, ¡como si se me fuese a olvidar!


Y las vacaciones, cortas pero intensas:


O lo que llegaría en unos días...


Y lo más temido!!


Y muchas cosas más que estoy apuntando desde ya y que pronto os contaré...

jueves, septiembre 06, 2012

Madreselva: Móstoles Exprés

¿Os acordáis de Pekín Exprés? Pues el otro día, en uno de esos giros inesperados que tiene mi vida, viví uno... Pero en Móstoles. Para los de fuera, casi más peligroso que las ediciones que se hacía en el extranjero, para alguien como yo, pues una aventura más.

Os cuento la historia tal cual, y lo especifico para que no penséis que exagero o que lo edulcoro como hago otras veces para que mi vida parezca más emocionante de lo que es.

Situación: 12.30 de la noche, primer día de la Merche. Yo estaba viviendo temporalmente en 'casapadres' para hacerme cargo de Mechis y Pipo (gata y loro, para los nuevos) mientras mis progenitores estaban de vacaciones. Me iba a ir a dormir y descubrí que me había dejado el cargador de mi nuevo móvil en el coche. En pijama, decidí salir a por él porque era mi herramienta de trabajo en la pasarela, tenía que estar cargado sí o sí. Así que cogí las llaves del coche y salí a la calle.

Y miré y había cogido las llaves del coche de mi madre, así que volví a entrar y me dije: "Anda, que si llego a dejarme las de casa dentro, ¿quién me iba a rescatar, a estas horas?"

...

...

No hace falta que os diga qué pasó.

En este punto añadiré que mi casa es una cárcel de alta seguridad para gatos... Y personas.

Es un chalet completamente rodeado por vallas puntiagudas y frondosa vegetación.

Por lo tanto, cuando me encontré con dos llaves de coche en la mano y ninguna de casa me entró un desasosiego importante. Importantillo, diría yo.

Entonces empecé a buscar por todas las plantas que encontré: "¿Era mi madre la que tenía llaves extras o era en la tele? ¿Quizá debajo del felpudo?" Tras clavarme infinidad de rosales tuve que aprender a la fuerza: debió de ser en la tele. Vale, Aribrasau, piensa: ¿qué haces? 

En pijama y con chanclas no me veía capaz de trepar por la verja. Miraba a la madreselva que protege la parte posterior y dudaba. Di mil vueltas (verídico: pensaba cualquier cosa salvo escapar cual ladronzuela). Pero, al final, tuve que armarme de valor, crear una torre con sillas de jardín y tirarme a la madreselva.

Otro inciso. Os pongo una foto de la madreselva encontrada por internet:


¿Verdad que parece mullida y blandita? Pues dentro esconde, como muchas personas, un interior espinoso. Gracias a ella recuerdo esa noche como si fuese ayer: mi pierna izquierda aún conserva los arañazos (se me quedó una chancla enganchada y la saqué como si me fuera la vida en ello porque me dije a mí misma que podía pasar por todo menos por ir con una sola chancla en la vida).

Total que, decidida, pensé en no avisar a los vecinos, que son mayores y se acuestan pronto. Así que entré en el coche.

¿Y AHORA QUÉ?

Pues ahora tenía, gracias a Dios, mi monedero ahí, con dos euros eurazos para gastar en... Llamar a mi madre.

Nuevo inciso: mis padres viven en una urbanización a unos 6km de Móstoles, donde vive mi hermano, quien, por supuesto, tiene llaves de la casa... Pero había un pequeño problema: que no sabía su número de teléfono ni tampoco su piso con exactitud [qué pasa, se ha mudado hace poco].

Así que llegó una nueva aventura: encontrar una cabina de teléfono.

Fui a la que hay en la urbanización (remarco lo de LA para que os quede clara su unidad) y resulta que junto a ella han puesto un bar de copas. Bien, pues toda la gente que había en la terraza vio a una loca en pijama (del Primark, con shorts, espero que os imaginéis el 'look') que iba como la loca que efectivamente era (y es) hacia la cabina y juraba en arameo por encontrarse que algún gracioso la había roto. Tenemos UNA cabina y la rompen. ¡País de pandereta! ¡Os lo digo!

Mi siguiente pensamiento fue que junto a los hospitales de Móstoles tenía que haber algunas que funcionasen, los familiares de enfermos tienen que poder llamar. Allí fui: aparqué, encontré un par a la espalda del recinto y tampoco iban, así que decidí ir andando a las que están en el frontal... Estaban operativas, sí, menos mal y todo eso, pero para llegar tuve que recorrer una manzana entera: en pijama, enseñando el culo y helada de frío. Un basurero me dijo que tenía las piernas muy "lindas" y no le tiré el monedero porque en su interior estba mi única esperanza.

Cabe destacar que, como cualquiera imagina, la respuesta de mi madre no fue la adecuada, claro. Ella quería que volviese a la casa (aún me pregunto cómo y vete a saber para qué). Tanto es así que mi único mensaje, "dile a mi hermano que me espere en la puerta de su casa," no lo transmitió como debía.

En su puerta estuve media hora esperando, intentando imaginar si mi hermano se habría ido de casa, si estaría de juerga o si esa gente que venía por la calle intentaría asesinarme. Cuando ya no pensaba darle cinco minutos más de moratoria (o sí, porque la verdad es que no tenía un plan B), apareció: que había estado buscándome y dando vueltas por medio Móstoles.


Y así, queridos amigos, es como se monta un Pekín Exprés en un momentito y de manera improvisada...

PD: Esto os lo cuento por si os había vuelto a dar por pensar que la vida bloggeril era puro 'glamour'. Que no, que ya os digo yo que a los Bradshaw lo que nos pasa es que nos ocurren cosas más que curiosas...

martes, septiembre 04, 2012

Ariprotesta especial: Ifema sí, Ifema no

Sé que tengo reservadas mis protestas a los domingos, cuando me da el bajón pre-lunes, pero esta vez no puedo dejarlo para tan tarde.

Termina Mercedes Benz Fashion Week... Pero no en Ifema, como muchos piensan. Es más, voy más allá: no acabó ayer, cuando desfiló Guillermina Baeza y la prensa nacional huyó despavorida a su casa. No, no, después vienen los jóvenes creadores de El Ego, a los que no se les ha podido/querido ofrecer un premio esta edición y encima no cuentan con la repercusión que se supone que ofrece la pasarela. O sea, que hacen el esfuerzo para que yo, la más pringada del lugar, escriba unas crónicas que seguramente no estén a la altura de su trabajo.

Pero voy más allá, y sigo arremetiendo contra aquellos compañeros de profesión que, viendo como está la cosa, con compañeros que se van a su casa con un ERE delante y un paro detrás (o viceversa), siguen apalancados en sus puestos de trabajo. Calentitos, con la forma del culo (perdón por la expresión, pero se llama así) ya hecha en la silla.

Es muy fácil quejarse de un ritmo frenético de desfiles teniendo las espaldas cubiertas y aún mejor repetir un cliché sobadísimo: los desfiles en Ifema no lucen. Claro que no, es un lugar aséptico en el que el arte no tiene cabida, estarían mucho mejor en cualquiera de los millones de sitios que puede ofrecer Madrid. Parques, edificios, plazas, monumentos y hasta tiendas de estética impecable. Desde luego que sería un sueño. ¡Ojalá invirtiese Cibeles el dinero de sus patrocinadores en eso y abandonasen, por fin, el pabellón 14!

...

¿Ojalá?

¿Sería un esfuerzo en vano como los fallidos cambios de fechas?

Estoy convencida de que sí. O sea, de que no merecería la pena.

¿Por qué? Porque Ifema es agotador, pero también muy fácil: nos metemos allí, de sol a sol, y salimos con el deber cumplido. Cambiamos oficina por nave industrial, cumplimos las horas (más de las necesarias, seguramente, eso también) y a casa.

Porque en el momento en el que alguien busca un sitio original que se sale de nuestros márgenes (lo repito, porque parece que no queda claro, el recinto ferial), se encuentra con más de la mitad de sillas vacías. Muchas, muchísimas, de prensa (la prensa mayoritaria, esas revistas femeninas que apoyan a la moda española por obligación en su mayoría), otras tantas de bloggers... Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra: somos los primeros en criticarlo todo, que es algo que en España llevamos cientos de años perfeccionando, pero luego, cuando se trata de arrimar el hombro o simplemente de llevar una ética en el trabajo, miramos para el otro lado.

Luego, por cierto, nos encanta dar la noticia: Fulanito no desfilará porque no tiene dinero para afrontar tal inversión. Menganito cierra tienda porque no vende.

Ah, ¿y acaso hemos aportado el granito de arena que se esperaba de nosotros?


domingo, septiembre 02, 2012

Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Bueno pues... ¡Ya está aquí!
Ya ha comenzado Mercedes-Benz Fashion Week (esa que entre sus amigos se hace llamar Merche porque MBFWM nos cuesta un poco decirlo, suena casi como a alemán) y esta vez trae novedades... Una, que hay un día más de desfiles. Por mi parte, pensé que sería agotador, pero lo cierto es que ahora estoy mucho más relajada: las jornadas terminan antes y ya no parece un maratón de desfiles.
Otra de ellas es que las salas de desfiles cambian de nombre: yo las conozco como "la grande" y "la pequeña", aunque en realidad tienen el mismo tamaño, pero así las conocí hace años y a mí me cuesta mucho cambiar... ¡Sea lo que sea! De todas maneras, ahora tienen nombre oficial: Sala Mercedes-Benz y Sala Clase A, ¡menudo lujo!
Y más cosas...
Para los que crean que Madrid no tiene el mismo 'glamour' que otras ciudades (supongo que lo dice gente que no ha pasado por el Madrid de los Austrias, las Salesas o no se ha fijado en el edificio Metrópoli), ya podemos decir que el mejor fotógrafo de moda de la actualidad (esa es mi opinión, al menos), Mario Testino, ya colabora con nuestra pasarela...
Con él descubrimos el siguiente vídeo:


En él, la modelo Joan Smalls aparece convertida en una obra de arte que escapa, junto al nuevo CLS Shooting Brake de la sala en la que ambos se encontraban recluidos. Una forma original de descubrir el nuevo modelo de la casa Mercedes y vincularlo, de una manera más que original, al mundo de la moda.
Desde luego, por mi parte, creo que la colaboración de Mercedes con la pasarela madrileña trae muchas cosas buenas.
Ahora sólo nos falta saber: ¿veremos a Joan Smalls y a Testino recreando el anuncio en las inmediaciones deIfema? Ya os lo iré contando...


Post Patrocinado