jueves, mayo 31, 2012

No estaba muerta... ¡Ni de parranda!

Creo que tiene razón Pedro: cada vez me organizo peor. La verdad es que no he parado por casa esta semana y cuando estaba no veía el momento de actualizar el blog (para hacerlo mal... mejor no). El caso es que estoy trabajando mucho, nada de fiestas. Bueno, algo así, pero son trabajo también... O no siempre, pero bueno, que soy muy sacrificadita, ya lo sabéis ;)

Tengo algunas cosas chulas que contaros, prometo que será la semana que viene.

Mientras tanto, os voy a presentar al que, dicen, es el gato más famoso de internet.

Sí, otra vez va de gatos la cosa.

[Ya, ya sé que me estoy pasando, prometo no tocar el tema en una buena temporada]

Creo que lo mejor que tiene Maru (se llama así, yo qué le voy a hacer) es su dueña, que está siempre atenta para grabar sus mejores momentos, porque, en realidad, hace lo que cualquier gato: se mete en cajas, en bolsas, juega con chorritos de agua... En fin, diversión sin igual.

Os pongo unos vídeos y ya vosotros véis si hacer 'clic' o qué.





Por cierto, no sé si tendré tiempo de proponer un plan para este fin de semana, pero con este calor, más os vale ir a algún sitio fresquito, que está la cosa que arde.

jueves, mayo 24, 2012

Plan para el fin de semana: ¡vamos de picnic!

Ya sé que este es un plan recurrente cada vez que llega la primavera pero, ¿acaso lo lleváis a cabo alguna vez? ¿Acaso, después de esa primera vez hay más? Me atrevería a decir que no cuando, en realidad, un picnic puede ser muy divertido... ¡Y todos diferentes!

Si nos fijamos en la comida, por ejemplo, hay mucha variedad:

Un picnic francés (foie, pan, bollitos, champagne, fruta, quesos...), como el que hice en Touluse durante mi viaje a Midi-Pyrenées.




Clásico español, con su tortilla de patatas, filete empanao, patatas fritas de bolsa, ensalada campera o de pimientos... Vamos, lo que llevaría tu madre si no se hubiese cansado de los días de campo.

Nosotros hicimos uno hace poco que incluía montaditos de jamón con salmorejo, tortilla de patatas con cebolla caramelizada, montaditos de pollo y aguacate, hummus (Hacendado, of course), paté, y un montón de guarrerías más.








Las opciones son tantas como ideas tengas: italiano (con pizzas de diferentes sabores... o de uno, qué más da), japonés o chino (con sus 'take away'), 'fast food' (hamburguesas, perritos calientes, lo primero que pilléis por el camino...) e incluso yo una vez compré con un amigo un paquete de pan de molde y pasamos por un sitio que hay en la Calle Arenal de Madrid (cuyo nombre no recuerdo) en el que venden pasta para hacer sándwiches como los que venden en Rodilla. Un cuchillito, ¡y a untar!

Y luego también puede depender mucho del lugar (y aquí hablo de Madrid porque es lo que más conozco): el Retiro y la Casa de Campo son los clásicos (aunque hay rincones nada clásicos que molan muchísimo), nosotros lo hicimos en el Templo de Debod, que tiene unas vistas preciosas, aunque también puede ser en el Parque del Oeste, en cualquier banco de los Jardines de Sabatini, junto al Palacio Real (tranquilos, la familia real no vive ahí, no creo que a nadie se le escape un tiro) o, si vais a Móstoles (quién sabe), lo clásico es comer junto al estanque en el Soto.






Una vez allí, comer, charlar, echarse la siesta, jugar a las cartas (o incluso a algún juego inventado, como cuando mis amigos y yo nos inventamos el Password casero), tomar el sol, leer... ¡Yo qué sé, cosas que os guste hacer!


Señor policía, eso que ve no es vino... Sino zumo de grosella. No, mejor... ¡Mosto! Digo, mejor... ¡Gelatina de fresa!


Lo bueno de esto es que es un plan barato, que puede ser light (para gente como yo) y que se adapta a los gustos de todo el mundo: el que quiera dormir, que duerma, el que no, que se distraiga, y encima todos lo recordaréis como un día genial, que al final es lo más bonito que vamos a conservar en la vida.


miércoles, mayo 23, 2012

Autobombo + sorteo

Paso brevemente por aquí (me hago la ocupada, pero es que en realidad tengo que hacer la casa y la comida, que para eso soy ama de casa a tiempo parcial), para darme un poquito de autobombo.

Elena, de A café olé, me ha entrevistado para el blog de la marca Eva Rogado. No os lo digo para que descubráis mi chispa o mi vida al detalle, que ya lo doy todo aquí, sino porque hay un sorteo (y toca, de verdad que toca).




¡Suerte!

martes, mayo 22, 2012

Si no te gustan los gatos... mejor no mires

Llevo con una pestaña abierta en mi navegador varios días. Bueno, hubo un momento en el que me vi obligada a apagarlo y la guardé en favoritos, pero mientras, cada vez que me despistaba, acababa llegando a esta imagen.




Jajajaja. De verdad que no puedo dejar de mirarlo y reírme. Ni siquiera de manera virtual...

¿No es adorable? Su cara de mosqueo lo dice todo, pero para que luego digan que los perros son más manejables, ¡con la de cosas que le coloco yo a mi gato encima! (Un melón todavía no, pero todo se andará este verano, aunque igual tiene más cabezón de sandía).

Desconozco de dónde viene esta moda, pero está claro que los dueños de gatos somos una plaga (que a lo mejor habría que extinguir, dicho sea de paso):


La cara de pena de este es brutal. No os engañéis, es porque no se le ven las orejas, mis gatos también lo hacen.

¡Al ataque!

Y aquí uno que piensa en comérselo...
Ya sé que sois muchos los que no soportáis a los gatos... Pero también sé el efecto que la cultura norteamericana ejerce sobre el resto de occidentales. Así que si vamos a copiarles en todo, ¿por qué no esta editorial con Arizona Muse?




O el calendario de esta firma:



Los gatos están de moda, asumidlo.

lunes, mayo 21, 2012

Querida dieta: Semana 1 (reloaded)

Pues aquí estoy, ¡una semana más!

Y una semana, además, llena de buenas noticias: durante las tres semanas que me salté la dieta no sólo no engordé sino que adelgacé. Rezo en silencio a todos los dioses posibles para que haya habido una mutación en mi interior y mi problema con la tiroides haya desaparecido. Me imagino como una persona normal y me emociono como si escuchase cantar a Falete (menos risas, que esta canción me gusta de verdad).

El caso es que no las tenía todas conmigo. Descubrí esa buena noticia y mi báscula no ha vuelto a funcionar desde entonces, supongo que se le habrá gastado la pila, y yo creía que la cifra, por ese motivo estaba mal. No, no, me he ido a básculas ajenas a confirmar y así es. Aún me sobran unos 10 kilos, pero menos es nada, oye.

Y otra buena noticia es que, mientras soluciono el tema de la nutricionista sí, nutricionista no, he encontrado algunas recetas para animar mi día a día.

Como soy un alma caritativa, las compartiré con vosotros:


  • Sardinas sobre cama de patatas (ojo, yo lo haría con cebolla en lugar de patatas y con queso light, claro)
  • Ensalada mar y jardín (sin flores, que las comestibles son carísimas y no me aportan nada)
  • Pisto de repollo (nada me impide comer el pisto normal, pero me gusta la idea de acompañar el pescado)
  • Brocheta de pulpo (esta me la hice el sábado y estaba muy muy buena)
  • MI FAVORITA: Merluza empanada (aprovecho que puedo y debo tomar frutos secos para tomar esta receta los fines de semana, ¡y me gusta mucho!)

Así que, como véis, una semana para estar contenta... Además, he empezado a usar un remodelador corporal de Eva Rogado. La semana que viene os contaré qué tal va la cosa, pero me está gustando bastante la experiencia.

domingo, mayo 20, 2012

Protesto por el frío

Ya os he dicho esta mañana que estoy un poco mal de la cabeza.

Sé que la semana pasada protestaba precisamente por lo contrario, pero, a ver...

Mi idea, mucho antes de que se hiciese "El show de Truman" es que la Tierra, el mundo en general, es toda una gran obra de teatro en la que yo soy protagonista, y mis acciones tienen consecuencias. Así, yo pido la semana pasada que no haga un calor que ni en agosto y va ahora el director de esa obra, llámalo Dios, Brad Pitt o Jacob, y aprieta el botón de frío nivel congelador.

Pues hombre, esto es como cuando le dije una vez a mi madre: "Parece que esos nuevos donuts sin agujero van a estar buenos", y me trajo trescientos paquetes y luego cuando dije que me había saturado un poco, no los volvió a traer. Vamos, que tuvieron que dejar de fabricarlos porque se habían quedado sin su compradora más habitual...

Lo que viene siendo un "ni tanto ni tan calvo". Vamos, que con hacer una temperatura primaveral valdría, pero tengo que asumir que esa estación ha desaparecido de nuestra península.

En fin, esta es una protesta bastante light porque empiezo a asimilar esta dura realidad y porque esta mañana ya lo he dado todo con Groupon pero, en fin, como esta semana ya volvemos a rozar los 35º tomadlo como una quejita, un poco como a medio gas...


No me vas a estafar más (a lo Pantoja)

¡Buenos días! En un rato vendré con mi tradicional #Ariprotesta dominguera (que por cierto, ya he elegido el tema, y va a demostrar que estáis leyendo a una loca cualquiera), pero acabo de ver uno de esos e-mails que manda Groupon con nocturnidad y alevosía y no he podido contenerme.

Pensaba hacer mi crítica cualquier día, sin ton ni son, aprovechando el poder que me da este blog, pero he decidido que ese día va a ser hoy.




Llámalo mala suerte pero, el hecho de que hayan anunciado el sushi el mismo día que promocionan una obra que fui a ver (no con ellos, sino con Atrápalo, pero al mismo precio que ellos venden como chollo) y que no me gustó NADA, ha sido la gotita que ha colmado el vaso de mi paciencia (un vaso tamaño chupito, todo hay que decirlo).

Sushi ilimitado, 36 piezas, ensalada, sopa miso, bebidas... Lo que sea. Me da igual como lo vendáis, jamás pienso volver al restaurante Matuya y, si puedo, a ninguna de vuestras promociones (salvo las de entradas de cine a bajo precio, aunque es LetsBonus quien las suele poner).

Y sí, estoy hablando con Groupon como si me leyesen o los tuviese cara a cara... Ya os he dicho que estoy un poquitín loca.

El caso es que en diciembre compré un bono de sushi ilimitado para cuatro personas. No lo hemos gastado hasta mayo porque, cada vez que llamaba al restaurante, no tenían sitio para los que van con promoción (debería ser para todos, pero resulta que no). Una vez conseguí reservar y, por un contratiempo, cancelé el día antes a la cena porque no podíamos ir. Al final, conseguimos una mesa para la semana pasada.

Meses para gastarlo, y muchas ganas. ¡Sushi ilimitado! Llegamos, nos dan mesa, nos sientan y no nos traen nada. Vienen a informarnos, que como habíamos cancelado una vez, había un problema con el cupón, y hasta entonces no nos traerían ni bebida ni comida (por un error tuyo, me muero de sed, entiendo). Al final, debe ser que lo arreglaron... O lo que fuera, porque nos trajeron la sopa miso y la primera bandeja de sushi a compartir.

Como es ilimitado y tenemos hambre, pedimos la siguiente... Bandejas van, bandejas vienen... Y ninguna es para nosotros. Gente que ha llegado después se va, más que satisfecha, antes que nosotros. Pasa media hora, ya casi no tenemos hambre y le hacemos saber al camarero que llevamos mucho tiempo esperando: nuestro sushi llega al minuto. Eso sí, ya no hay casi makis porque se ve que se han quedado sin algas, sin tortilla, por lo mismo... Vamos, que la segunda bandeja es MUCHO peor.

Total, una experiencia bastante nefasta, porque a todo hay que añadir la poca amabilidad del servicio que, deducimos, pensaba que intentábamos estafarles con un cupón que realmente no habíamos gastado.

Esto no es culpa de Groupon, pero dado que el sistema ya me ha fallado otras veces, que insisten en promocionar restaurantes de este tipo, que no incluyen la opción de "opiniones de consumidores" (tipo 11870, Yelp o el propio Atrápalo, aunque en éste se posicionen mejor las positivas), creo que es la última vez que cuentan conmigo.

sábado, mayo 19, 2012

Hola Estefanía García, esta me la vas a pagar

¿Conocéis a Estefanía García, autora del blog Con dos tacones? Aprovecho que está en Londres para declararle la guerra.

Hemos sido amigas hasta ahora, pero eso SE VA A ACABAR.

Para empezar, un día se vistió de Sandy, y yo, como fan de Grease pero morena morenísima, lo cual me imposibilita bastante parecerme a Olivia Newton-John, tuve que odiarla un poquito porque estaba muuuy guapa.

Pero claro. Ayer va y confiesa en Twitter que había quemado visa 'online' en una web de bisutería. ¿Bisuta, dices? ¡Eso tengo que verlo yo! (Que nadie me malinterprete, yo soy muy fan de las joyas, pero comprenderéis que no tengo sueldo para oros)

Y claro, ella, altruistamente, compartió su sabiduría conmigo... Y ahora, tengo que odiarla.

A ver si me ayudáis: ¿me lo compro o no me lo compro?



Con gastos de envío sale a unos 36 euros, y tengo un vestido, y una boda, donde sería perfecto llevarlo... ¿Qué me decís?

jueves, mayo 17, 2012

Propuesta de fin de semana: fiesta sorpresa

Hace un mes de mi cumpleaños... Y en unos días hará un mes de mi fiesta sorpresa de cumpleaños. Para los que no me seguís en Twitter o no estabais presentes ese día, os explico: llevo unos siete años saliendo con Pedro, casi ocho, por lo que durante siete años he pedido incansablemente una fiesta sorpresa.

Nunca la tuve, hasta que cumplí 28. 

Mi propuesta para el fin de semana es que, sea una fecha simbólica o no, le deis una sorpresa a alguien. La que sea... Porque, (aquí me voy a poner sentimental y voy a ser totalmente sincera): durante algún tiempo no pase una buena época, los amigos que tenía desaparecieron como si nada, Pedro se fue a estudiar fuera y me sentí muy sola. De ahí que, ver mi pequeña casa llena de gente que me quería fuese para mí uno de los mejores regalos de mi vida. Mi novio me quiere, mis mejores amigos, Sergio y Esti, me quieren tanto como para ayudarle durante horas a montarla y un buen grupo de personas, todos amigos cercanos, me quieren como para venir hasta Delicias a celebrar mi cumpleaños.

¿No es emocionante?

Espero que vosotros, al menos, no hayáis pasado por esa situación: supongo que todos nos sentimos solos alguna vez, pero no le deseo a nadie ponerse en ese lugar en el que es más una realidad que una sensación. Sin embargo, a nadie le viene mal recordar de vez en cuando que es importante en este mundo.

Por eso, mi propuesta es que cojáis a vuestra pareja, algún familiar, vuestro mejor amigo, quien más os apetezca y le deis una sorpresa: llevadlo a cenar, sacadlo al cine, haced un picnic, organiza un viaje, cómprale un detalle, regálale una fotos juntos... ¡Lo que sea! Las cosas inesperadas hacen más ilusión que cualquier otra.

Que este fin de semana o cualquiera día de cualquier mes, alguien se sienta querido, que con los tiempos que vivimos es algo que hace mucha falta...

PD: Ya luego vuelvo a ser yo y dejo de ponerme pastelosa, ¿eh? Pero es que sigo viendo mi tarta de cumple y me emociono... ¡Con purpurina!


Fotos de mi fiesta, quizá os interesen o quizá no, pero es mi blog y, de momento, sigue siendo un poco dictatorial:


MEjillones, hummus Hacendado... No probé nada. Tenía excusa para saltarme el régimen, y con los nervios, ¡se me olvidó!

Algunos de mis regalitos (he tenido más que ningún año desde que era pequeña, eso es un plus, la verdad) ;) Mis pintas se deben a que era SORPRESA. Si no, incluso me hubiese peinado...

Yo quise dejar los globos eternamente... Y Pedro los asesinó al día siguiente.



Sushiiiiiiiiiii

¡Y perritos calienteeeeees! ¡Con cebolla fritaaaaa!

LA TARTA, con un montón de detalles: el skyline de NY, el logo del blog, todo rosa (mi color favorito, en caso de que no os hayáis percatado...)

Basta, tarta, eres muy bonita, pero deja de intentar ser la protagonista. ¡El cumple es mío!


miércoles, mayo 16, 2012

El mejor sitio para viajar

Hace unos meses (madre mía, cómo pasa el tiempo) os explicaba mi opinión sobre los viajes en avión: volar ya no tiene nada de divertido y no es ni mucho menos, algo glamuroso. Sobre todo si lo haces en los vuelos 'low cost' pero esto incluye a todos: cuando volamos de Atlanta a Madrid, al volver de Nueva York, nos pudieron justo enfrente de los baños, sin tele propia (soy la única persona a la que nunca le ha tocado un asiento de ese tipo) y gracias a Dios y a la azafata, al menos fue en una fila de dos y no de tres.

Porque las filas de tres o más asientos son horribles, no nos vamos a engañar: nadie las quiere, a no ser que te toque en el lateral, pero sabes que el del centro se va a querer mover en algún momento y eso ya es bastante irritante.

Lo mejor es encontrar un sitio de dos (si sois dos, claro), junto a la ventana y cerca de la puerta para salir de los primeros. Pero ojo, que no lo digo yo, que un estudio de la web Skyscanner ha señalado el mejor y el peor sitio para viajar en un avión (teniendo en cuenta que, algún día, uno de los de Ryanair se estrellará, como todos tememos, y ni ventana, ni puerta podrán salvarnos).

Los afortunados son...




Así que el 6A debería ser nuestro prefe (si no me equivoco, las low cost ya cobran esas primeras filas a un precio mayor) y el 31E el más odiado.

Digo yo que, ya que vamos a viajar casi como ganado, al menos habrá que probar a hacerlo con ese pequeño 'lujo', el de ir cómodos, ¿no?

martes, mayo 15, 2012

¡Ya sé tejer!

Hay que ver cómo me excuso con el tema de la creatividad en los titulares para mentir descaradamente.

Siendo TOTALMENTE sinceras, no, no sé tejer. Lo intentó mi madre una vez y al jersey de mi nenuco le salieron unos agujeros que hoy serían tendencia pero por aquél entonces era que el jersey estaba mal hecho.

La siguiente vez que han intentado enseñarme fue la semana pasada y fui la más rezagada del grupo. Pero vayamos por partes y no empecemos por el final de la historia.

El lunes de la semana pasada me llegó un mensaje vía Twitter que me hizo mucha ilusión: tras una mañana algo rara, mi amiga Beth Février me invitó a pasar la tarde con ella en una evento de Hendricks.





Si he de ser sincera, y por si no lo sabíais, yo soy más de mojitos (que se hacen con ron... y Hendricks es una ginebra), pero no podemos dejar que el alcohol estropee una bonita tarde, ¡y menos mal! Porque así pude comprobar que los gintonics tienen su aquél (y por eso están tan de moda).




El evento fue divertidísimo. Para empezar, por el local, el que tiene Peseta en Madrid (soy muy muy fan suya desde hace años, mi madre es testigo), que además estaba todo decorado con plantas, rosas y pepinos (rosa mosqueta y pepino son dos de los ingredientes que le dan a esta ginebra un sabor muy especial).






Después, porque hicimos un pequeño taller de gintonics. ¡Creo que les he cogido el punto! ¿Cuándo os pasáis por mi casa?


Esta foto me la hizo Bea, ¡para que veáis que de verdad aprendí!




Y finalmente, agujas a la obra. Pasamos a la parte de atrás del inmenso local y empezamos la clase. Hilo por encima, hilo por allá... No, no me ha salido. Vuelta a empezar. Así pasé toda la tarde pero, al final, conseguí hacer unas cuatro líneas. No son suficientes para una bufanda pero, oye, todo se andará. Le he cogido un poco el gusto y puede que pronto diseñe mi propia colección.


La pobre Ana intentando sacar algo de nosotras...


"Pues sí, pues sí, el Capitán América tiene su aquél" "No, no, yo soy más de Thor, aunque su mujer sea un poco monguer" [Conversación real, que demuestra cómo pasábamos de la lana]




¡Os avisaré cuando sea el desfile!

lunes, mayo 14, 2012

Querida dieta: he vuelto

Lo nuestro es una relación de amor-odio algo especial. Porque en ese tipo de relaciones, digo yo, uno se echa de menos (eso me ha pasado, lo creáis o no) de una manera tan intensa que necesita volver inmediatamente... Y eso sí que no lo he vivido yo.

Sin comerlo ni beberlo (menuda mentira, más bien al contrario) me he plantado en tres semanas sin hacer dieta. Cumpleaños, viajes y la vida en general, que se pone de acuerdo para complicarte las comidas, han hecho que haya abandonado el coaching. Eso, y la baja de mi doctora.

Hoy, sin embargo, vuelvo dispuesta a retomar lo que para mí ya es la normalidad: la comida sana, ligera, que me hace sentirme bien y que además me adelgaza.

Repetiré esas recetas que hecho ya unas cuantas veces e intentaré retomar el contacto con la nutricionista (o su sustituta) para no volver a sentirme perdida. Sigo dispuesta a lograrlo y este bache no es más que una excepción que me ha retrasado en mis objetivos pero que no me detendrá.

¡La operación biquini sigue en marcha!

¿Qué tal van las vuestras, por cierto?

domingo, mayo 13, 2012

Protesto por el verano no invitado

A ver, ¿quién le ha llamado? ¿Quién le ha convocado mediante uno de esos anacrónicos eventos de Facebook? ¿Acaso se os ha ocurrido mandarle un Whatsapp?

En fin, no sé vosotros pero yo creo que, vale, las lluvias de las últimas semanas han sido un tanto excesivas, no lo negaré, pero tampoco era plan de pasar directamente a julio. Hace el mismo calor que cuando ninguno de vosotros estáis aquí: exacto, esto es Madrid en agosto, solo que ahora hay gente.

Para alguien que cree que la primavera es la estación más bonita del año esto supone una ofensa personal.

¿33 grados? ¿En mayo? ¿En serio?

En fin, protestaría más, pero aún no he desarrollado la capacidad de escribir mientras me abanico (y eso que casi casi tecleo con una mano), así que espero que haya quedado claro lo enfadada que me tiene este asunto porque hasta aquí llega mi protesta.


viernes, mayo 11, 2012

Planes para el fin de semana: ver "Los Vengadores"

Llego un poco tarde, pero tengo excusa...

Supongo que a estas alturas y después de llevar dos semanas en cartelera, rompiendo récords de taquilla, me diréís: "A buenas horas viene ésta a recomendarnos nada." Pues bueno, yo creo que ahora es el mejor momento para ir a ver Los Vengadores, ya que seguro que el cine está un poco menos saturado, puedes elegir fila... En fin, menos abarrotamiento.

La verdad es que cuando las chicas de Disney (por cierto, os recomiendo que sigáis su Twitter, de verdad que lo hacen muy bien y es una risa) me invitaron a ver la peli ni siquiera sabía de qué iba. Sí, vivo con un lector de cómics pero a la vez en mi propio mundo y lo único que sabía es que salía Scarlet (Escarle) Johansson. De hecho, si no recuerdo mal, igual había mezclado un poco su argumento con el de "The Pelayos" así sin quererlo...

Y, a pesar de ello, me encantó. No sólo por el Capitán América, que es harina de otro costal y que ya hablaré de él como hombre maridable, sino porque tiene puntos de acción bastante emocionantes y giros humorísticos muy buenos. 

Ya veis que soy la misma persona que lo mismo recomienda "Grease" (aunque ni falta debería hacer), "El diario de Noa" (a ver cuándo narices aprendéis que se escribe Noa sin "h") o una de superhéroes. Si estuviese en OT dirían que soy versátil, pero como soy de Móstoles, lo máximo que he llegado a oír es es: "Eres mazo rara tía".

En fin, motivos para ver la peli:


  • Capitán América (por si no ha quedado claro)
  • Por la Escarle marcando curvas, especialmente culito.
  • Porque si la veis en VO descubriréis que el marido de la Pataky tiene menos luces aún que ella (imagino una conversación entre esos dos y juro que me meo de risa).
  • Porque Robert Downey Jr. mola mucho como Iron Man. Y porque yo no supe que era Iron Man hasta casi cuando acababa la película... Porque ya os he dicho que no tenía ni pajolera idea de la historia. Por cierto, que además sale la Gwyneth (Güinez) Paltrow como medio segundo o algo así. En plan los cameos que hacen los famosos casposos españoles en Torrente pero con un Oscar bajo el brazo.
  • Porque seguramente vosotros no tendréis como yo a un hombre algo sudoroso al lado y una cabeza grande delante, así que no os veréis obligados a ver la peli en una extraña posición como ladeados y tumbados sobre el reposabrazos de la butaca.
  • Porque vosotros tampoco tendréis un segurata vigilando con prismáticos nocturnos que no se os ocurra grabar la película para piratearla. Y así no os pasará como a mí, que no sé ver una peli sin tuitear al menos que la estoy viendo, saqué el móvil y creí que me iban a expulsar de la sala sin llegar a saber yo si Hulk sabe controlar su fuerza o no.
Además, no veáis la de merchandising chulo que tienen... En Primark ya hay unas cuantas camisetas (de chico, y no me fijé si había de mi Capitán América, pero si la hay pienso hacerme con una). Van a hacer colección también con Pull&Bear y en una tienda inglesa también tienen unas de estilo 'retro' (esto, por no hablar del mazo de Thor que mola mil millones):

En fin, que vayáis, que además es de esas pelis que hay que ver en el cine y no en casa. Que os lo tengo dicho.

jueves, mayo 10, 2012

Ou Pi Ai (OPI llega a España)

Catetos, somos unos catetos.




Yo, que me hice amiga de Muzzy y canté el "Ei Bi Si, Di I Ef" casi antes de aprender a andar (algo tenía que hacer bien en esta vida, ¿no?), soy como cualquiera de vosotros.

"Voy a la presentación de OPI" le dije a todo el mundo. Incluida la peluquera aprendiz (no había sitio en peluquerías normales, ahora sé que esto es algo que no tengo que repetir) que tardó hora y media en lavarme y cortarme el pelo (sí, no incluyo peinar porque no llegamos a tanto) y por lo que casi no llego a la presentación. Suerte que era a dos manzanas de mi casa [Delicias es el nuevo Salamanca, recordad esto]

Pero bueno, llegué y... Me enamoré.






De los colores, se entiende, porque en una presentación de pintaúñas, como comprenderéis, había pocos chicos. Y los que había me dieron la sensación de no estar interesados en mi peinado-despeinado (vamos, un moño rápido que me hice en el camino pelu-presentación).

En fin, que me enamoré de los colores y luego quedé fatal, como todos los presentes, porque OPI no se lee OPI sino "ou pi ai". ¡En este país no sabemos hablar inglés!







Total, que yo había oído hablar de ellos (a veces me entero de algo de lo que se habla en mi trabajo, no os creáis que sólo me interesan las bandejas de pasteles y frutas que llegan) (...) (en absoluto), pero no sabía que tuviesen tantísimos, TANTÍSIMOS, colores. De verdad que creo que Pantone le consulta a esta gente (o a esta mujer, Suzy Weiss-Fischmann, la creadora de la marca), antes de sacar sus famosas paletas. Mi favorito es el rosa que elegí y me pusieron (ah, sí, sí, es que me hicieron la manicura... Pero eso ya lo veréis luego en el rato de "hacer humor a costa de Ari") ¡Menudo brillo! Sólo el Shellac me había dejado así, y además me duró diez días, juro que nunca me había durado tanto una manicura...

En fin, que me gustó muchísimo, porque hay variedad y duran, que yo creo que es lo máximo que le puedo pedir a un esmalte de uñas.


Y ahora, vamos a ver lo que hacía Ari cuando no sabía que le hacían fotos:


Aribrasau se rasca la oreja (observad cómo, a la izquierda, está Sil en su mundo también... Es mi mejor discípula)

Aribrasau sonríe cuando todos los demás están serios en plan funeral.

Aribrasau se rompe el cuello para ver a Suzy (que se lee Sushi, qué hambre)

Aribrasau y su moño de estudiar marujean con Javo.
Aribrasau se empieza a cansar de esta postura.

Esta foto, obviamente, vi que me la hacían. Lo que nadie me dijo es que salía TAN mal. La pongo porque sale mi amadísimo Chema, de Globally. [Sí, lleva las uñas pintadas, tenía que mimetizarse] [Y le gustaba, qué le vamos a hacer]


Ídem

miércoles, mayo 09, 2012

A mí nadie me dijo nada de esto

Hoy es uno de esos días en los que os cuento mi vida... [¿Y cuándo no es fiesta?]


Todavía hay gente que no lo sabe, pero desde hace unos meses yo trabajo desde casa.

Lo primero que te dice todo el mundo cuando le cuentas tu nueva situación es: "Ay, pero trabajas en pijama." Y tú dices que ya, pero que tu sueldo es menor, que tienes menos seguridad al no tener contrato (bueno, es que yo empecé en la era pre-Rajoy, alias "el recortitos"), que qué pasa con las vacaciones o con el paro, etc., y ellos responden con la mirada vidriosa, como sin verte: "Pijama." No sé qué tipo de vida tiene toda esa gente para que su mayor ilusión en la vida sea trabajar en pijama, pero vamos, que la moda se lo ha puesto bien fácil esta temporada y ninguno se ha atrevido a ir así a la oficina...

Lo que nadie me había explicado, pijamas aparte, es todo lo demás. Y lo demás significa: los trámites para hacerse autónomo, las declaraciones trimestrales, el IVA o no IVA... En fin, nada de lo importante. ¿Debería saberlo, siendo licenciada en Economía? Pues mira, no lo sé, pero te hago unos gráficos con ofertas y demandas niquelaos.

Yo creo que si nadie te explica nada es porque a nadie le interesa hacerlo (y así se benefician las gestorías, que de algo tienen que vivir).

En realidad, darse de alta como autónomo, periodista freelance, es fácil:


  1. Ir a la Seguridad Social. ¿A qué? A preguntar. Porque muy probablemente os corresponderá una reducción en la cuota por lo que sea, así que, como me dijeron a mí muy amablemente -juro que esto es verdad, me trataron mejor ahí que en el banco, al que supuestamente pago-: "Mira que sois tontos, lo primero que tenéis que hacer es venir aquí a preguntar."
  2. Una vez preguntado, a Hacienda, a darse de alta. Hay que comprar el impreso 037 y, si como yo no sabéis rellenarlo, sentaros en la mesa donde se entrega y que os ayuden (están para eso, no hay que temer tanto a los funcionarios... salvo si finalmente Rajoy les quita la hora del café). Después, obviamente, entregarlo.
  3. Haced fotocopias tanto de ese impreso como del DNI, y apuntaros vuestro número de cuenta. Después, vuelta a la Seguridad Social, a hacer el último papeleo. Mejor entre el 1 y el 15 de cada mes para que os carguen la mensualidad directamente en el banco o tendréis que ir a una caja a hacerlo (y más trámites es ya desafiar a los dioses).
Y con esto ya estaréis dados de alta. Luego viene la historia de hacer facturas, que si son trabajos para revistas o periódicos, o cosas por el estilo, no incluirán IVA (pero sí un IRPF: es importante aclarar esto desde el principio y negociar el precio sabiendo si lleva IRPF incluido o no, que luego es un 15% menos que duele y mucho). Hay varios modelos buscando en Google para que os hagáis una idea de lo que deben llevar.

...

Pongo los puntos suspensivos porque, básicamente, es eso. Más bien ese es el principio y mi experiencia personal. Luego queda la historia de coger todos los tickets posibles y llegar al nivel pro: desgravar. Yo no he llegado, la verdad, de hecho, como tampoco sabía cómo hacer la declaración trimestral acabé sucumbiendo a los encantos de un gestor. Ahora, que si alguien me lo explica claramente puedo serle infiel en cualquier momento...

¡Ánimo con esos trámites infinitos! ¡Pero no se os ocurra ir en pijama a Hacienda, que allí no entienden que eso es un privilegio!

martes, mayo 08, 2012

Planes para... ¡Ya mismo!

No he podido esperar a recomendaros este sitio el fin de semana. ¡Tenéis que ir ya!

¿Por qué? Porque es bonito. Porque está nuevo. Porque se come bien. ¡Es genial!

Y, además, tenéis que ir ya sobre todo porque... ¡Aún no es famoso! Y las mesas están empezando a llenarse, así que pronto se convertirá en "el sitio de moda" (que cambia cada varios meses en Madrid) y ya no habrá manera de volver a sentarse allí en una década, más o menos.

La verdad es que yo fui a ciegas. Quedé con mi amigo Chema Antón para comer y, como ya sabréis, con él siempre descubro los sitios más originales de Madrid y esta vez hemos ido de trendsetters... ¡Y hemos ido cuando sólo llevaba una semana abierto!



Tanto es así que en su web aún no tienen nada y en internet es imposible encontrar información. Sólo os diré que Muñoca es un sitio precioso (decorado como yo querría decorar mi cocina, de estilo rústico pero elegante) y que tiene un punto a su favor que, si sabéis un poco de gastronomía y restaurantes, os gustará: pertenece al mismo dueño que T.A.R.T.A.N. Lo bueno del primer local (la cocina) se traslada a este sitio, donde los cuadros escoceses se cambian por las rayas del mantel (bueno, no, mentira, la carta, que se asemeja a un libro acolchado, también tiene cuadritos, vichy en este caso). Eso sí, la cuestión es un poco búsqueda del tesoro, que está en la zona de Cuzco, un poco alejado de todos los restaurantes nominados a ponerse de moda.

Y vosotros diréis: "Vale, Aribrasau pero... ¿Qué se come?" Pues todo es para compartir y nosotros, que queríamos probarlo todo, nos pedimos todo esto y algo más:


Coca de jamón con tomate, queso, rúcola... Muy muy buena.

El aperitivo, una bola de cremosa sobrasada.

Flamenquín (también hay salmorejo, la cosa es muy cordobesa) relleno de torta del casar.

La joya de la corona: churritos de pollo 2.0
Y, por haberme llenado en exceso, falta un finísimo escalope, rabo de toro (buenísimo) y el postre, algo así como helado de no sé qué (a esas alturas no estaba yo como para atender sino como para mantenerme con vida) con avellanas caramelizadas (llevaba más cosas, casi dos líneas de ingredientes, pero no podéis pedirme más en el estado en el que estaba).

Todo absolutamente recomendable, si no de qué lo iba a sacar yo aquí.

El precio... Lo explicaré tal cual: no es barato pero tampoco excesivamente caro. Mi recomendación es que pidáis un entrante y dos de los platos grandes (tipo los escalopes y el rabo de toro) y saldréis satifechos y a unos 20 euros por persona.