martes, febrero 28, 2012

Curso de fotografía (I)

Creo que os he contado alguna vez lo mal que salgo en las fotos. Si no lo he hecho, lo hago ahora: no se me da bien. Y como no se me da bien, me pongo nerviosa, y al final salgo fatal. Creo que he entrado en un bucle del que difícilmente voy a salir.

Un poco en plan Chendler:


Así que me he dicho: Aribrasau, es el momento de fijarte en las egobloggers profesionales, y aprender a salir en las fotos. Y resulta que he descubierto que hay un montón de formas de posar y que, ¡también hay tendencias! Hoy voy a rescatar una de ellas y en los próximos días os mostraré más, así aprendemos todos.

Lección de hoy ('Leson wan'):

Hoy estoy cansadita de ser modelo así que esto es todo lo que vas a conseguir de mí

"A ver, moni, ¿tú has visto cómo te hemos pintado? La idea es que vienes de fiesta, ideala, eso sí, pero muertecita de cansancio. Ponte aquí y piensa en tus cositas. Tipo: qué bien luzco cuando me ponen un poco de relleno en el pechamen."
"¿Recuerdas cuando estabas en el Circo del Sol? Bueno, pues lo mismo, pero no te molestes en parecer cómoda, que se note que sufres por la moda."

"Pues aquí, ya ves, tomando un poco el solecico, cómodamente... Ah, ¿que casi se me ve todo lo que no quisiera? Pues... bueno."

"Venga, hermosa, tírate a la solana y haz como que te pica algo" "Pero... el suelo quema" "Mejor, más realista".


Iba a decir que cuidado con hacer esta foto en casa pero a lo mejor ya llego tarde. Bueno, pues al menos no la compartáis con nosotros... Ups.


Ídem

"Pues ná... Aquí... Esperando a mis colegas pal' botellón."
Esta pose me encanta por lo natural que es. No dudéis en copiarla e intentar que no se os rompa la pierna.
Ojo. Me da igual que seáis unos sinsustancias como la modelo en esta imagen. Si está vuestra madre cerca y los zapatos no son nuevos (y puede que ni con esas), ¡no se os ocurra hacerlo en casa!
Y hasta aquí la lección de hoy. Seguiremos en unos días, así que espero que mientras, asimiléis el contenido didáctico de este post y lo apliquéis a vuestras fotos Tuenti.

lunes, febrero 27, 2012

El Oskar (Burguer) es para...

No es que esté pensando en hablar (otra vez) de hamburguesas, pero aprovecho el nombre de un local mítico en Móstoles para titular porque, para mí, aunque haya más 'glamour' que en los Goya y allí parezca todo de ensueño, los premios Oscar se hacen en el país que tiene como uno de sus iconos a un Ronald McDonald, que no sólo da mucho miedo sino que encima es cutrísimo. Así que no os dejéis llevar por los focos, que aquí es todo de cartón piedra. Desde luego, con la suerte que tengo yo, jamás vería a las estrellas posando estupendas sino en sus peores momentos: con el maquillaje corrido, el vestido arrugado... Es más, ¡lo veo ya sin estar en Los Angeles!

Como tengo una capacidad innata para descubrir lo cutre, ¿para qué ir por el lado del 'glamour'? Estos son mis 'momentazos' de los Oscar 2012...

La pierna de Angelina. Los del TEAM ANGELINA deben estar revolviéndose en su tumba (ah, pero que... ¿nadie se los cargó en su momento?) y los TEAM ANISTON deben de estar frotándose las manos: ¡la venganza sabe tan dulce! Ella se llevó a Brad, sí, pero, no sabemos por qué, se empeñó en lucir pierna a toda costa y ha desbancado a la Pataky como la mujer que peor posa de la Historia. Se ve que se ha cansado de que nadie le llame para hacer pelis como a su chico y ya está esperando ofertas de Telecinco...

"Hola Brad, soy la pierna. Puedes tirar lo que quieras, pero yo me niego a andar si no asomo por la raja de la falda."
Jennifer, JLo, Jenni from the block. Pero... ¿por qué? Chica, yo sé que estás super contenta con tu culo porque, vete a saber quién, algún día alguien te dijo que era especial. También sé que desde lo de Markanzoni no has vuelto a ser tú misma. No te preguntaré que haces en los Oscar cuando hace AÑOS que no ruedas una peli (y presiento que ni vas al cine). Pero, ¿por qué ese vestido? ¿Por qué ese moño? ¿Por qué nadie te dice que tienes el culo grande y punto?


Los peligros de la primavera adelantada y empezar la gala de día. En España, que somos de hacer merienda-cena y si no, directamente cenar a las 10 de la noche, no entendemos que alguien empiece una gala a las 6. ¡Pero si a esa hora está Antena 3 todavía con la primera peli de sobremesa! Yo no sé si Natalie Portman, por eso de mimetizarse cada vez más con Natalia Verbeke, se ha españolizado, pero la alfombra roja le pilló con el pie cambiado (no literalmente, eso sólo le pasó a Angelina) y se fue con lo primero que pilló por casa. Mi teoría es que pensó que, como era por la tarde y hacía bueno, lo mismo iban a hacer un picnic, por variar un poco.

Ella pensaba que llevando un Dior vintage se evitaba el tener que lucir una de las espantosidades que han sacado últimamente sobre la pasarela... ¡ERROR!

La princesa triste. Mira, Charlene, cuando te intentaste escapar cual princesa de la torre encantada antes de tu boda, la cosa tuvo gracia, pero ahora ya te estás pasando. Entiendo que vivir con el tío que hizo que nos quitasen los JJOO para poder seguir viniendo de vacaciones tranquilamente el ex de Anita Obregón no debe ser la alegría de la huerta, pero nena, tienes la vida solucionada y los niños, además, ya se los traía él puestos de antes. No le tienes que tocar ni con un palo. Sonríe un poco o, yo qué sé, pídele a tus sobrinos postizos algo de todo lo que consumen y verás como estar en la gala de los Oscar no te parece tan duro...


Señoras que. Esta mujer se ha propuesto sorprendernos cada edición de los Oscar... Y siempre tirando a peor. Se ha empeñado en querer ser Sophia Loren pero aquí vamos a poner los puntos sobre las íes de una vez por todas: NADIE LE ECHA CUENTAS A SOPHIA LOREN. Penélope, a mí plín si no quieres reconocer que eres de Alcobendas (porque todos sabemos que las fiestas guays y el Factory de Uterqüe están en Sanse), estupendito si te quieres hacer pasar por italiana porque allí los helados molan más. ¡Pero no te equivoques de referente, tonta! ¿Por qué querer ser como una señora de ochenta años estando Monica Bellucci, tan lozana y tan buenorra?


George, basta. Deja de traernos cada año una novia y a cada cual peor porque, ya no es sólo la envidia, que también, sino que encima nos lo pones a huevo para que nos mofemos de ella. Que se supone que en el trabajo tengo que mantener un tono respetuoso y, encima que hago noche trabajando, me lo pones complicadísimo.



Y aquí termino.

No por falta de candidatas para llevarse el Oskar Burguer sino porque, como no tengo cortinas, he dormido cuatro horas, así que comprenderéis que me ha costado bastante juntar unas letras con otras y escribir esto. Para que luego no digáis que no me entrego... 

Si queréis leer lo que escribí cuando estaba todavía despierta y algo más lúcida, lo tenéis todo aquí.

domingo, febrero 26, 2012

Premio al Photoshop más cutre

Ojalá los Oscar premiasen cosas de este tipo... Estoy preparando un nuevo post con campañas de primavera (os van a encantar, que lo sé yo), pero esta imagen no sé dónde encuadrarla.

Es de Pringle of Scotland, una marca de la que he oído hablar dos veces en mi vida, y que bien merece una mención especial porque esta campaña es la más bizarro que he visto en mucho tiempo:

No es sólo el incomprensible recorte de la misma modelo, una sobre otra, como de una manera artística. Eso, sólo, ya sería intrigante, pero bueno, peores 'collages' he hecho yo cuando montaba el forro de mis carpetas con recortes de la Súper Pop, la Bravo y la Vale! (ay, qué melancólica me he puesto, ¡si dos de mis tres revistas de cabecera han cerrado!).

Pero es que encima luego han hecho, como si fuesen unos pokeros cualquiera que tuneasen sus fotos para el Tuenti (¿El Tuenti aún se usa?), el jueguecito este de dejar parte en blanco y negro y parte en color. Estaría muy bien si no se hubiesen "olvidado" un brazo. ¿Por qué ese brazo y no, por ejemplo, una oreja? O la modelo en pequeñito. O los zapatos horribles... No sé, creo que cualquier cosa menos dejarse miembros perdidos, ¿no?

En fin, me voy a darle vueltas al tema. Ah no, ¡que son los Oscar! Bueno, pues... Meditad vosotros.

viernes, febrero 24, 2012

Invitaciones de boda no ñoñas (o moñas)

Vayamos por partes:

Parte 1: Me encantan todas las bodas que veo en todos los blogs que leo (que son muchos). Ñoñas, no ñoñas, pastelosas, hippies, en graneros, en medio del campo... Es más, habéis conseguido que, mentalmente, intente cambiar lo que siempre había soñado para la mía. Primero tengo que conseguir lo de casarme, ya lo sabéis, pero en mi cabeza ya estoy con los preparativos (por si luego me pilla el toro).

Parte 2: Entiendo que, por esto mismo, la gente esté un poco hipersaturada de romanticismos varios. Colores pastel, empolvados y cosas así ya han tenido su momento.

Por eso me encantó esta noticia que vi antes de ayer en el Daily Mail y que habla de parejas que han decidido hacer invitaciones de boda diferentes. Creo que ese es el camino que seguiré porque es lo que más me va (y posiblemente el que me deje seguir el futuro marido, me temo). ¿Molan o qué?

Por favor, es MEGAGENIAL. Quiero esta, y que los zombis sean amigos y familiares.

Esta es muy mona. Sobre todo porque imita...

¡Esta carátula de ABBA! Yo tengo mis propias ideas-homenaje...

En esta casi que me falta gente... Pero bueno, a Juan Camus y a Alejandro Parreño, por ejemplo, nos los podemos evitar.

Me encanta, sobre todo porque...

¡Trae un plano! ¿Y sabéis cuál es la gracia? ¡Que justo ahí estaba el sitio al que fuimos a hacer el brunch! ¡Donde nos perdimos! Ojalá me hubiesen invitado y hubiese sabido la distancia entre unos sitios y otros...

No parece muy allá, ¿no? Pues es... ¡Un trapo de cocina!

Si lo de los zombis no cuajase, al menos esto... Eso sí, yo de frente y el futuro marido, de espaldas, que es MI DÍA.

Esta ya es muy pro, así que no esperéis nada así por mi parte...

Es un dispositivo que, al mover el dedo, ¡hace música! Esto ni en el Corte Chino de mi barrio lo tienen...

Y para terminar, una invitación hecha por una española, Carla Berrocal, que imita los juegos de nuestra infancia. Eso sí, ya especifica en su página web que no hará más diseños como éste... ¡Habrá que pedirle otro!


jueves, febrero 23, 2012

Milán (II)

Venga, vale, que el otro día estaba de bromita, que en Milán hay muchas más cosas que comida...

Mucha gente me había dicho: "Milán es una ciudad bastante fea, industrial, con el Duomo y poco más". También me dijeron más o menos lo mismo de Bilbao y también me encantó. No sólo por la comida (me refiero a ambas) sino porque en esta ocasión iba con alguien que VIVE la ciudad. Creo de verdad que ver un lugar con alguien que lo ama es completamente diferente: te contagias y redescubres junto a esa persona lugares que le gustan, y al final los acabas haciendo un poquito tuyos.

Aparte, claro está, de que esa persona, posiblemente, encuentre los rincones más bellos, los que el turista o visitante ocasional no tenga tiempo de observar.

Estos son algunos de los detalles que capté (sí, mientras no estaba comiendo... por eso de esto hay menos fotos).

¡Los italianos se ponen románticos a tope con San Valentín!

De qué y de cuándo vamos a ver a un señor español vestido así (Un señor que no sea Josie -Jousie-, claro)

La primera tienda de Pradaaaaaaaaaaaa... ¿Es que no lo entendéis? ¡La primera!

McDonald's de lujo. Pienso hacerme con un álbum precioso de McDonald's por el mundo y luego haré exposición, libro, gira, etc.

Restaurante... De amor.

10 Corso Como (y mi cámara panorámica que sé que os deja muertos)

Dolce&Gabbana... Aunque ahora Shopaholic los llama "Dolce" a secas, como la Lomana, debe ser que ella ya tiene habitaciones en lugar de armarios. Estos son muy de amor, de candados a lo Moccia (y de estafar al fisco, pero eso es otro tema)

Tocados para todos los gustos. El de corona me iba que ni pintado... Pero la tienda estaba cerrada :( [Unos días después escribía esta noticia, supongo que se trata del mismo diseñador]

Ya sé que no se ve, pero aprovecho para decir que me compré unos guantes fucsias que son I-DE-A-LES

El Duomo por dentro, que también hicimos cosas culturales. Listos.

miércoles, febrero 22, 2012

Milán

Vuestras mentes y la mía van por senderos diferentes. Eso es así y ya que yo lo tengo asumido, es vuestro turno. ¿Qué le voy a hacer si yo nací en el Mediterráneo veo el mundo de una única manera?

Estoy segura, segurísima, de que yo he dicho Milán y vosotros habéis pensado: "Tate, ésta, como trabaja en la prensa femenina, no sé yo cómo, ha conseguido que la envíen a la fachon güic y viene a restregarlo. Y luego nos tocará ver su foto en el Sartorialist o en front row junto a la Wintertur Wintour."

Es lógico que penséis eso dado que yo en este blog siempre os vendo mi vida de 'glamour' y todo eso, ¿verdad? Como diría mi amigo y amado y venerado y nunca bien ponderado Mr. Calamity Cool: "Ajá."

Os lo diré gráficamente, a vosotros os digo Milán y pensáis:


O, como mucho...


Pero yo estoy un poco de vuelta con esto de las pasarelas y Fashion Weeks y, en realidad, si me dices Milán, pienso esto:


Y, para entrar en calor, pues.... Todo esto:








Todo esto en día y medio.
 
Total, que me encantó la ciudad... Claaaro, así, ¿cómo no iba a gustarme?

lunes, febrero 20, 2012

Esa Luzi cómo mola (se merece una ola)

Vengo de súper cena.

Así soy yo, que lo mismo me ves comiendo un bocata de calamares en la Plaza Mayor, disfrutándolo mucho, que en cena en el sitio de moda. Soy una directora versátil, una mujer de mi tiempo.

Hoy vengo de...
¿A que me ha quedado chula la foto? ... Vale, sí, me habéis pillado, es de su página web, porque había tanta gente cenando y tan 'chic', que me ha dado palo sacar mi cámara, aunque sea megachula porque hace panorámicas...

¿Qué me decís? ¿No lo reconocéis? ¡No estáis PARA NADA a la moda! ;)

Es Luzi Bombón, el nuevo restaurante "it" (cómo mola hacer algo molón -valga la redundancia- sólo con ponerle el "it" detrás: la mortadela "it", el sacapuntas "it", el limpiaparabrisas del coche "it"...) de Madrid. Es de los mismos del Bar Tomate, ese en el que ha pasado de todo en los últimos tiempos y la gente mataba por verlo en directo... Pues ahora, nueva sucursal, en Castellana 35.

Todo, encima, con mucho 'glamour', porque una es versátil pero también estilosa, ¡claro! Porque he ido por cortesía de la firma Chopard, que me ha organizado una cena romántica. ¿Con Íker, con Dani, MAM o Pedro? Aaaaah, ¡eso ya os lo diré!

Y ahora, unas fotos de la comida, que sé que os encanta tanto como a mí:

Pudiendo poner una foto en la que salgo bien o ésta... ¿Cuál voy a poner? ¡Claaaaaro! (léase con voz de Kiko Hernández) (ay, que yo a mi edad y con este trabajo no debería ver el "Sálvame" sino leer Monocle... Bueno, pues eso)

En el postre lo dieron todo, la verdad sea dicha.



Ojo, que no todo me lo comí yo (que sé que ya estáis pensando que por eso he engordado 5 kg en los últimos meses y no, es por todos los post y comidas que llevo ya sobre los michelines)

PD: Un inmenso agradecimiento hacia Helena Bermúdez, de Chopard, un encanto de mujer, que pasó a saludarnos y por nosotros le hubiésemos puesto plato y postre. También a Réplica (y a Celia Valls, que es siempre, para mí, la cara visible de la agencia) por organizar el concurso. Y a Sil, por ser mi topa becaria y una gran competencia. Y... Basta, Araceli, que esto no son los Goya ni tú Elena Anaya.