miércoles, marzo 14, 2012

Cambio de 'look'

Me llaman la semana pasada al móvil.

Me muevo hacia la ventana porque en el sofá en el que hago vida no hay cobertura.

"Aribrasau, que si te quieres cambiar el 'look'". Y Aribrasau, que acaba de verse en una foto dice "por favor, por favorcito". "Milagritos no hacemos" me avisa, amablemente, la mujer al teléfono.

Total, que me presento en el lugar indicado que es, ni más ni menos, un sitio por el que he pasado tropecientas veces buscando aparcamiento y en el que no me había fijado. La peluquería Teen (Calle de Barceló, 9, o sea, enfrente de Pachá Madrid).

Y como para no verla, ¡que tiene varias plantas y todo!


Y dentro de la peluquería me esperaba (a mí y a otras 20 chicas) el equipo de Redken, que iba a enseñarnos su nueva coloración. Entre canapés y otras cosas como que me despisté ligeramente y acabé siendo la última en pasar por chapa y pintura (sobre todo esto último), por lo que no hay documento gráfico (vaya... ¡qué pena! Estaba deseandito que me vieseis envuelta en papel albal...)


La idea, para elegir color, es adaptarse no sólo al gusto sino a la personalidad de la clienta: a mí me ha pasado más de una vez llegar y decir "quiero ser castaña clara" (toda una vida consagrada a este objetivo, ya os lo digo) y que me digan "no, no, mejor te vas a poner este"... Total, una vida desperidciada, porque nunca he llegado a tener ese color.

Pues aquí te hacen un divertido test que acabará determinando si eres una 'fashion vitim', 'sexy', 'chic' o 'classic'. Mucho ojito porque yo sabía que me pasaría esto pero aun así me da cosa que desconocidos que no leen este blog lo sepan: a mí me salió que era todas a la vez. Siempre he sido muy acaparadora...
Aquí el test, por si queréis ir ya con el color elegido.
Yo, en un acto de locura y cansancio con mi sosísimo color actual, pedí ser pelirroja. Pero ya os he dicho que era la última. Sumadle que tengo tal cantidad de pelo que me planteo llamar a mi autobiografía "Yo antes me llamaba Capitán Cavernícola." Añadidle que tendrían que hacerme una prueba de alergia que requiere un análisis previo... Total, que me hicieron mis ya clásicas mechas californianas.

Lo mejor del proceso, lo juro, es que no huele, porque no lleva amoníaco (para ESTO es necesario que avance la tecnología) y tampoco pica. Eso es el verdadero lujo, aunque tengas que envolverte en papel albal (vale, ese paso aún está por mejorar, señores científicos).

El resultado final la verdad es que me convenció mucho, de ahí que os lo recomiende: el color no se me nota demasiado, pero no es culpa de los tintes, sino de mi pelo, que de verdad se niega a cambiar de color (al resto de chicas les iba fenomenal), y además se ha quedado muuuuy suave, en lugar de bastante seco, que es lo que me suele pasar a mí tras un proceso similar.

Así que, para mí, satisfactorio. De hecho creo que el próximo otoño voy a repetir experiencia en el mismo lugar a ver si por fin me convierto en Jessica Rabbit. ¿Me quedará bien o será como aquella vez que me pasé con el tinte rubio en casa y tuve que tapar rápidamente con uno de color negro?

Editado: Como ese día no tuve tiempo de hacerme fotos, porque llegué a casa tarde, podréis ver el resultado en el post de mañana, que pertenecen al día después... 

Reedito con una foto de ayer en la que se ve muy bien el color (obviemos mi cara de pescado aburrido):
 

12 comentarios :

Bleinch dijo...

Y la foto???
Yo quiero verte con ese cambio de look , aunque se te note poco..

lacajaelena dijo...

yo digo lo mismo, y la foto?leyendo el pos con ansia para al final ver la foto del resultado final y vas tu y no la pones, aishhh

Eva dijo...

Qué arriesgada! A pelirroja! :D

Yo tb quiero ver una foto!!!!!! No nos puedes dejar así!

Un besazo,

Eva
MadameMademoiselle.blogspot.com

C dijo...

VEnga esa fotoooooooooooooo!!!!!
:)

adicta a zara/mango on line dijo...

Buenos días AriBradshaw!

Me parto contigo. Yo estoy en la misma tesitura de color, pero en mi caso mi peluquera quiere corto y RUBIO. Y yo me decanto más por el castaño claro.

Me gustan tus mechas californianas, no sabía que se podía en moreno.

Besotes de una adicta!

Ari Bradshaw dijo...

Faltan las opiniones... ;)

Ari Bradshaw dijo...

Quería hacerme la intrigante... ¡Y no tenía foto! Jajaja

Ari Bradshaw dijo...

Bueno, pero a pelirroja hasta otoño nada...

Ari Bradshaw dijo...

¡Ya está! ;)

Ari Bradshaw dijo...

Hombre, quedan mejor en rubio, pero me tendre que conformar... No te dejes llevar por la peluquera! Tú eres la que pagas! ;)

Anónimo dijo...

Hola, pues yo fui el estilista que arregló esa cabellera tan abundante, te sienta genial ese color.
Esperamos verte pronto.
Saludos!

Ari Bradshaw dijo...

¡Qué ilusión verte por aquí! Sí, sí, en nada tengo que cortarme el pelo así que pronto me pasaré!!