martes, enero 10, 2012

Hombres maridables: Darren Criss

Bueno, corre por la Red un rumor falsísimo que dice que tengo una lista de mil hombres con los que me casaría. Mentira. Principalmente porque vivo en pareja y no puedo tener esas apuntadas en un papel. Además, nunca he llegado a contarlos...

El caso es que mi padre dijo una vez (en la televisión, pero esa es una historia muy friki que me guard para cuando quiera tener un bombazo de visitas) que tengo un corazón muy grande. Algunos pensaréis que por mi bondad y los que me conocéis sospecharéis el significado oculto. Efectivamente, se refería que, siendo yo una adolescente-fan tenía amor para muchos ídolos. Polifacética que es una. Poligámica dirán otros.

Hoy voy a hablar de uno de mis futuros maridos, de reciente incorporación:

Darren Criss

Mirada seductora, morritos ligeramente pronunciados... Venga chaval, ¡que vas a ser el terror de las nenas!
Este es un caso clásico de "dime cómo vistes y te diré si me molas". Vale que pasé una etapa en la que un chico con pantalones de camuflaje me parecía lo más (verídico), pero claro, ahora trabajo en el mundo de la moda y... Bueno, digamos que con las pintas que llevan al gunos de los chicos del mundillo (no os ofendáis chicos, pero se os va de las manos), ver a un hombre con chaqueta (de pijales, sí, qué pasa, ¿nunca os he dicho que vivía en la Moraleja del Sur?) y esa corbata, tan modosito, ¡hace mucho!

El hecho de que cante es un plusazo (porque, no lo explicado pero Darren Criss es uno de los chicos de "Glee"... un chico gay, hay que decirlo, pero confío que sólo se haya metido muy bien en el personaje... aunque total, pa' qué, no creo que su GPS le indique, de casa al trabajo, que pase por el barrio de Arganzuela, es más, ¿acaso alguien pasa por aquí para ir a ningún sitio?)

En fin, que ya oigo campanas de boda: él con su chaquetita de ribetes rojos, yo con mi uniforme de animadora (por acompañar) y mientras nos cantamos lo siguiente:



Lo pongo con traducción al español por si vosotros no habláis el inglés también como mi Criss... (ya sé que usar el apellido denota distancia entre nosotros, pero "mi Darren" era mucho más cutre). Ahora, que a mí no me vengáis luego a casa a molestar si también os ha enamorado que yo lo vi primero, ¿eh?

5 comentarios :

Maia dijo...

Y a mí que éste no me va... por una vez, todo vuestro! ;)


Besos!!

Monsieur Pablo P.. dijo...

Pues yo no le decía que no... Creo que tenemos gustos muy similares ;)
Que vaya bien el miércoles!!
Besos desde la pista del aeropuerto

MISTER Calamity Cool dijo...

Hola, me voy a hacer un disfraz de Warbler y aprenderme un par de canciones para cantártelas en mi visita a Madrid. Búscame una panda de mozuelos que hagan la performance conmigo (díselo a Chema, que seguro que se apunta que él es muy del show business) y yo me encargaré de todo lo demás.

PD: Chris no es gay, y maldigo a Dios por ello, aunque mis oportunidades fueran inesxistentes y me llegara a la altura del cinturón.

Muuuuuak

Ana María dijo...

Yo pienso que detrás de esa pinta de modosito tiene que ser un peligroso de cuidao :O

¡Un abrazo!

Ari Bradshaw dijo...

Maia: Da igual, no pensaba compartirlo...

Pablo: Después de hacerte ver la serie no me puedo negar a compartirlo contigo. No sé si P y A estarán de acuerdo pero es que NADIE LES HA DADO VELA EN ESTE ENTIERRO.

Mr. Calamity: Si vienes con chaqueta Warbler... Ay Dios. Lloro!!

Ana MAría: Yo pienso igual, ahí está el tema que te quema :P

Besos a todos!