viernes, diciembre 30, 2011

Cansancio en NY

Os podría contar la historia entera pero... No, venga, que estamos en Navidad. Eso os lo cuento otro día para que no se os indigesten los langostinos de estos días.

Hoy os voy a hablar de por qué gente como nosotros va a Nueva York y podría adelgazar. Gente que, en realidad, al final no pierde ni un kilo porque compensa comiendo muchísimas hamburguesas. Gente que jamás hace deporte pero aquél día batió su propio récord.

...

Primer día en NY.

Hace sol y no mucho frío. ¿Qué dice la guía? Día en Brooklyn. Exacto, pues allá vamos.

"Oye, la Broadway ésta cruza toda la isla, ¿no?" dice uno.

"Sí", dice la guía (o bueno, la autora de la guía, que soy yo).

"¿Y por qué no vamos bajando y cuando nos cansemos ya cogemos el metro?"

...

20 kilómetros después estábamos deseando nuestra propia muerte.

Uno se trajo a España una tendinitis de recuerdo.

Nos pulimos medio planning de 5 días en una mañana.

A algunos les parecerá que el Puente de Brooklyn, con su kilómetro y pico puede ser mucho. Minucias para nosotros. Sólo una pequeña parte de nuestro trayecto.

Para los arriesgados, que quieran seguir la ruta que hicimos como nosotros, este es, más o menos, el trayecto, pero si estuviésemos en NY, nos encontrásemos por la calle y me preguntases cómo hacerlo te diría: "Sales de casa, ¿no? Y entonces, coges to' tieso pa' bajo y ya cuando llegues a Brooklyn pues ya si eso te pierdes y das vueltas hasta que no puedas más". Fin.
¿Parece poco, eh? ¿Os dais cuenta de que si le sigo dando a la lupa de Google podría mostraros todo el continente y así os parecería aún menos? Reflexionad sobre ello, no seáis tan listos.
Una vez conseguimos encontrar un metro (en Brooklyn eso no es tan sencillo y coger un taxi menos... Pero he prometido no contaros esa historia de miedo... todavía, así que no adelantemos acontecimientos). Nos pareció que no habíamos andado demasiado y nos fuimos más al sur todavía. Allí perdimos la cabeza comprando en Century 21 (el famoso outlet que está a rebosar en Manhattan y bastante vacío aquí -gafas de Michael Kors a 20$, creo que no debería añadir nada más-) y luego a ver (esto sí os lo enseño, porque es súper navideño):


El barrio de Dyker Heights, plagado de mansiones, cochazos y, en Navidad, luces. Como Disneyland pero con más personajes. Como mi barrio pero sin que todas las casas parezcan puticlubs. Espectacular.

Hizo que la caminata mereciese la pena (eso lo digo ahora, descansadita y sin miedo... y en letra pequeña porque tampoco lo digo así con mucha seguridad). Tanto, que ese día podríamos denominarlo (obviando todo lo que vimos por el camino): PEREGRINACIÓN A DYKER HEIGHTS.

Por cierto, que para llegar allí, otro paseíto (no íbamos a hacerlo fácil...), hasta que alcanzamos esos 20 km andados:



Sin embargo, os lo digo desde ya. Esta ruta (ninguna de ellas) os la recomendaría si estuviésemos en el tú a tú, en medio de una calle neoyorkina. El porqué lo contaré próximamente bajo el título "Miedo en NY". Y ahí lo dejo...

PD: También puedes ver "Drama en NY".

miércoles, diciembre 28, 2011

#Greaselive

Como veréis, me ha dado por titular todo con hastags. Supongo que porque estoy enganchada o algo... ("o algo" no, estoy enganchada y punto).

Total, que gracias a Twitter, mi película favorita, Grease, ha dado un nuevo giro. No. No es que Olivia vaya de chunga desde el primer fotograma y le diga a Travolta: "Mira chato, lo nuestro fue un rollo de verano y olvídame que vas a acabar pareciendo una señora mayor por culpa de la cienciología" (aunque no creáis que no me gustaría), sino que, el pasado sábado, día de Nochebuena, acabé comentándola minuto a minuto en Twitter, ¡y lo pasé fenomenal! Creo que en esta red social hay muchísimo buen humor y en casos así (retransmisiones televisivas sobre todo) se deja ver claramente. Para ver lo que se dijo (vale, lo que Sil y yo dijimos, principalmente), pincha en #greaselive.

Sin embargo, esto me hizo reflexionar: si yo soy la directora (de mi blog, pero la dire al fin y al cabo), tengo derecho a hacer un montaje de la directora, ¿no? Pues ahí la tenéis:

Escenas eliminadas (y que deberían incluirse)
  • Danny empieza a hacer deporte para conquistar a Sandy (a mí, desde luego, no me iban a ver cerca de un gimnasio o pista de atletismo... Claro, que viendo lo bien que luce la falda en las gradas igual sí). En fin, que, sin haber visto Grease 2 (ni ganas), incluiría una frase que dejase patente que nunca va a dejar de hacer deporte. Nuncaaaaaa. Algo en plan: "Aunque me compre mi propio avión, jamás dejaré de correr". Si véis "Hairspray" entenderéis por que es necesaria esta promesa.
  • Lorenzo Lamas el rey de las camas dice algo más que "Sí. Sí." en el dinner. Por ejemplo, podría pegarse con Danny en las pistas de atletismo (hay que ver el juego que dan) o en el baile, cuando le hacen la 13'14 a Sandy, según proclamasen ganadores a Danny y Cha Cha, pues que fuese y le metiese un puño. Algo de acción, vamos. U otra escena en la que Sandy, que va de mosquita muerta pero bien que le utiliza, le dijese "te dejo porque Danny salió en 'Fiebre del sábado noche', pero eres guapo, de verdad, no hace falta que en el futuro te sometas al bótox".

Escenas que eliminaría (y que jamás deberían volver)
  • Sé que me cargo una de las canciones míticas y uno de los temazos de cualquier pub de pueblo que se precie, pero no me gusta nada el numerito de Grease Lightning. Lo veo insulso, irreal (el cambio de un coche a otro tiene su gracia... pero no) y, no sé, no me gusta. Aunque es verdad que, llegado el momento, podríais verme bailar como si no hubiese un mañana y fuese mi canción favorita EVER.
  • Lo de los ángeles. No viene a cuento, es una canción fea y lo único gracioso que tiene es la letra. Pero como yo empecé a ver la peli con 4 años y no fue hasta la siguiente década cuando entendí lo que decían, el odio sigue latente. Es más, rebobinaba con tal de no verlo y paso de canción cuando salta en el coche. Lo siento por el montaje español porque aprovechaba esta ocasión para promocionar Haagen Dazs*, pero es así. Muerte a este número. En su lugar pondría cualquiera de los playbacks de "Qué tiempo tan feliz" y todos contentos.

Un montaje diferente:
  • Como ya he comentado, por mí Sandy se volvería chunga desde el principio, pero eso sería mucho pedir a los años 70, cuando se rodó la peli. 
  • Sin embargo, nada impediría desarollar más la trama de Rizzo y Kenickie (según Ratita Presumida deberían haberles dado un spin off). Ella en realidad sí está embarazada, se van a vivir juntos y, aunque tengan 18 años (como mucho... aunque sus arrugas demuestren lo contrario), no son pobres, ya que a él le queda una pensión muy buena por quedarse sonao' tras el golpe con la puerta de su coche. Sin embargo, pasa el tiempo y ven que el bebé empieza a desarrollar sus facciones: no es hijo suyo sino de "cara de cráter". ¿Qué pasará? ¿Cómo lo solucionarán? Ahí sí me tendríais enganchada para la secuela...

  • Otros tramas posibles (porque Danny y Sandy son un poco chupacámaras, la verdad) es la del marine novio de Marty, que la ve por la tele con Vince Fontaine y vuelve para decirle que qué pasa o saber cómo hace Frenchie para dejar el instituto para irse a estudiar peluquería (se ve que en su época era algo más que lo que estudiaban las que no querían estudiar) y luego volver a Rydell como si no hubiese pasado nada. ¡Eso con la ESO no pasaba!
Sé que esta foto no tiene nada que ver con lo que he dicho anteriormente pero POR FAVOOOOOR quiero un baile igual, en gimnasio y todo, con banda, y todo iguaaaaal.

En fin, que todo esto os lo habríais ahorrado si alguien me hubiese regalado la Barbie Grease (cualquiera de ellas), porque me habría montado las escenas en casa (total, Lorenzo Lamas el rey de las camas es igualito a Ken). Todavia estáis a tiempo, si no queréis que lo haga semanal y lo convierta en "Grease: La serie" (que irremediablemente acabaría incluyendo a MAM y todo sería un poquito parecido a UPA**). 28 dólares en Amazon, ¡nunca ahorrarse un sufrimiento fue tan barato!

* Por cierto, Edurne, NO ERES SANDY. Así que deja de creértelo ya.
** Muerte también a Mo Cruz. En general, y por haberse creído Sandy un rato haciéndolo tan rematadamente mal.

lunes, diciembre 26, 2011

La Pocera de Belén



Mi madre tiene un blog.

Bueno, no lo digo sorprendida porque se lo he hecho yo.

El caso es que vende casitas para el Belén. 
 
¿Tarde para ello? No os creáis, los Belenistas se entregan a esta afición durante todo el año y, además, como van completamente hechas a mano, se necesita un tiempo para hacerlas (cortar, montar, pintar, moldear los complementos...)

¿Qué os parecen?

Las podréis ver todas en...





Nuevo 'look'

Soy consciente de lo mal mal mal que se va a posicionar este post en Google. Claro, con tanto egoblogger comentando cada dos días sus cambios: que si ahora me dejo flequillo, ahora me he pintado los labios de rosa, que ahora voy de rockera cuando yo soy más en plan flor de pitiminí... Total, que se pasan el día anunciando cambios.

Yo no. Dos años he tardado en cambiarle el 'look' al blog. Cada vez que lo pensaba (y para mí pensar es contarlo en Twitter, según Pedro mis comentarios suelen ser del tipo: "chicos, me pica la espalda, ¿me rasco?") alguien me decía "noooo, estás locaaaaa, con el encanto que tieneee". Y yo ahí, aguantando.

Pero me he dado cuenta de la estrategia. Mientras yo me mantenía con mi diseño del pleistoceno y que no me gustaba nada (y que encima me bloqueaba los RSS), ellos ponían sus blogs repreciosos. Me eliminaban como competencia (aunque mi grandilocuencia espero que supusiese una barrera difícil de superar).
Pues se acabó.

Le decimos adiós a esto:


Y le damos la bienvenida a lo que veis ahora, que seguramente os espante por el color rosa, pero es que es mi color favorito y, por si no lo sabéis, AQUÍ SE HACE LO QUE DICE LA DIRECTORA.

Besis.

sábado, diciembre 24, 2011

¡Feliz Navidad!

Como no tengo Instangram, tengo que freíros a fotos del gato por aquí. ¡Se sienteeeeeee!

Eso sí, no uno cualquiera, sino el más guapo del mundo (¿Qué pasa? Ya sé que es lo mismo que dicen las locas de los gatos en Instangram, pero ya os he dicho que YO NO TENGO). A porte regia y pose no le gana nadie. Ni a volumen o peso.

Además, como su dueña, se viste de Primark, ¡qué apañadito es este Chul!

Pos eso...

¡Feliz Navidad!

Y en Reyes ya me vengaré de todos esos que os habéis pasado al lado oscuro... O rojo... ¡Lo que sea!

viernes, diciembre 23, 2011

Drama en NY

No os vais a creer lo que pasó.

Catorce horas de viaje [porque por ratas volamos haciendo escala en Atlanta, mucho más barato]. Día de diluvio intenso. Aun así, hago el esfuerzo y voy hasta allí.

66 Perry Street

Salto la cadenita, ignoro el cartel de donaciones para perros abandonados que han puesto los vecinos aprovechando el trasiego de gente, llamo al timbre y... ¡No está!

Blanca me quedé. Del disgusto, claro.
Hombre, digo yo que Carrie y yo nunca hemos sido unas primas muy unidas. Está claro que a ella se le subió un poco a la cabeza el haber escrito un libro antes que yo (claro que el mío será mucho más divertido). Supongo que siempre ha envidiado mis manos no venosas... Pero, oye, somos familia, tenemos el mismo apellido, la misma sangre, me he recorrido miles de kilómetros para venir a verte, qué mínimo que estar en casa.

Un disgusto. Sobre todo porque a pocas calles me pasé por el portal de los de Friends y Gunther no me dejó ni pasar al Central Perk. Supongo que desde que Joey hizo la serie de Joey están las cosas un poco tensas por el barrio...

¡Monicaaaa, Monicaaa, que tengas feliz Hanukkah
Sin embargo, eso sólo fue la guinda del pastel. Lo peor fue, minutos antes, cuando decidí ir a buscar "la tienda" de Marc Jacobs cercana. Así lo puse en mi guía. "La tienda".

Aaaaaamiga... ¡qué inocente eres!

Se nota que hace tres siglos que fuiste a Nueva York y no sabes que Marc, Marqui, se ha hecho con el barrio. Vamos, que algunos creen que, ya que no va a suceder a Galliano, podría dedicarse a reversionar el Jenny from the block. ¿Cuántas tiendas seguidas conté? ¡Cinco! ¡Cinco tiendas! ¡Y en todas tenían lo mismo! ¡Y todas estaban llenas!

¿Qué sentido tiene tener cinco establecimientos iguales o similares en el mismo barrio? No lo comprendo. A lo mejor es una nueva forma de arte que no entiendo porque en Madrid los alquileres te cuestan un riñoncito al jerez. Claro, pero con el cambio euro/dólar supongo que la cosa le sale bien...

En fin. Que el drama tuvo lugar en la primera de ellas (sí, más drama que lo de la Carrie no estando en casa, mucho más).

Entro con mis amigos: 8 dependientes concentrados en apenas 10 metros cuadrados. Lo dicho, no entiendo nada. Menos entiendo que ni uno de los 8 viesen, mientras me compraba un apañadísimo colgante a 9 dólares (supliendo la pena de no poder pagar 300 por las bailarinas de ratón), cómo las otras únicas clientas que cabían en la tienda me mangaban el paraguas.

Que era del Primark, sí, pero es que ESTABA DILUVIANDO.

Total, que cuando lo descubro, se lo hago saber a las dependientas, no vaya a ser que tengan un paraguas de Marc preparado para estos casos [después de haber hecho ese súper desembolso en el colgante, ¡qué menos!]

Y la cosa fue, más o menos, así:

YO: ¡Oh! ¡Me han robado el paraguas! [aprendí inglés viendo series y con canciones de los Backstreet Boys, así que no sólo pongo voz de pito sino que soy una cursi que te cagas]
DEPENDIENTAS COOL: Mmm... Vale. [Siguen charlando entre ellas]
YO: Ya... pero... ¡Mi paraguas! ¡Oh dios mío! [eso es muy de Glee]
DC: Un momento, ¿cómo era?
YO: Pues... Negro, con una franja con animal print.
DC: [Llévándose las manos a la cabeza en ademán de arrancarse la cabellera] ¡¡¡¿ANIMAL PRINT??!!! Lo siento mucho... Toma, llévate este. En serio, llévatelo.

Según mis amigos, sobreactuó un poco. Sólo yo (y vosotros) comprendéis lo de moda que está. Para esa chica era como si me hubiesen robado el alma.

PD: Al paraguas que me dieron, negro vulgar, le dieron el cambiazo en otra tienda (de Marqui, claro). Se ve que en esa ciudad no está muy delimitada la propiedad paragüística.

miércoles, diciembre 21, 2011

Soy esta mujer, soy este perfume

Si la anterior entrada dedicada al mundo oloroso la titulé "Una mujer, un perfume", me parece más que correcto titular esta así ya que os voy a hablar del aroma que yo considero mío, el que me describe, el que verdaderamente puedo identificar. Luego, como con todo, soy bastante chaquetera, y uso de todos, pero este realmente me gusta.

ANGEL SCHLESSER


¿Que es uno de los mejores pero menos valorados diseñadores de nuestro país? Vale. ¿Que lo adoran las famosas por sus líneas simples? Estupendo.

¿Y a mí qué?

A mí lo que me importa de Angel Schlesser es que pone nombre a mi perfume. Por qué es el que más me gusta del mundo, no sabría decirlo. Quizá por su frescura, un tanto cítrica, quién sabe. El caso es que la versión "naranjo" que sacó este año me espantó, así que en esta he debido encontrar el equilibrio perfecto.

Llegó a mí de casualidad. Me la regaló, cuando hice mi primera beca (en Flaix FM, del grupo Zeta), mi amigo JL (ahora DJ de Máxima FM). Además me dió la de Dolce&Gabbana Light Blue, que tampoco me gustó nada (ya os dije que a mí los olores dulces no me van). Esta la conservé como oro en paño, gastándola poquito a poquito. Después, en nuestros primeros Reyes juntos me la regaló Pedro (que la renombró como Angle Chelder y así se llama para nosotros desde entonces). Luego, cuando se acabó, perdí la esperanza (porque no ganaba lo suficiente como para poder pagármela) y, un día, después de una producción de fotos de la revista, entre otras mucho más molonas, sofisticadas, nuevas (y caras), estaba mi bote blanco. ¡Qué emoción! Que se quiten TomFordes, Guccis y cosas de esas, ¡que yo tengo a mi Angel!

Como veréis, soy tan sentimental que hasta las colonias las elijo en función de su historia. Y porque es fresca como yo como a mí me gusta. Y porque le gusta a todo el mundo que, en el fondo, es un poco a lo que aspiro (erróneamente, ya lo sé) yo en la vida. Ya me diréis si la oléis, a ver si os recuerda a mí.

lunes, diciembre 19, 2011

#ArienNY

¿Acaso pensábais que os haría post de Niuyor al uso? No, amigos, para eso están (y lo hacen muy bien, por cierto), Teresa de Lunares y Naranjas (que fue de viaje este verano), Paula de Olivia Jabones de cuidado (a la que relacionaré con una historia neoyorkina muy pronto y, por cierto, efectivamente hace unos jabones ¡de cuidado! Deseandito estoy de probar ese de mojito, a ver si me caso ya y cae la breva... o la lima) y, por supuesto, Is de La 5th con bleecker St., que no sólo tiene el mejor blog en español sobre la ciudad sino que es un encanto, se desvive por contar cosas (ahora tiene un servicio increíble para asesorarte en tu viaje), ¡y encima vuelve a ir en Febrero porque le ha tocado el concurso de Mujer Hoy!).

En fin, que me lío, y no venía yo a eso, sino a contaros mis historias... Pero como ya he hablado bastante, os dejo con una foto y, poco a poco, os iré contando. Sólo lo friki. Sólo lo que os hará reír, por supuesto.

¡Muy pronto!
¿Qué pasa? ¡Tenía hambre!
PD: El título del post hace referencia al hastag que, como siempre, me inventé para relatar algo que ocurre en mi vida a través de Twitter. Antes hubo uno menos divertido, #Arisemuda. Como veréis, me quiebro mucho la cabeza.

viernes, diciembre 16, 2011

Vaudelet, oh Vaudelet

No puedo negarlo.

Lo he echado de menos en Cibeles. 

Y hablo en pasado porque yo, que soy muy lista, he atado cabos: Nicolás Vaudelet dejó El Caballo ergo dejó de desfilar en la pasarela madrileña. Vaudelet firma colección con Fosco ergo va a volver a desfilar. No lo tengo confirmado, pero para mí que es un clarísimo "blanco y en botella, puré de patata leche".

Así que, como siempre, fui encantadísima a la presentación de esta colaboración la semana pasada. No sólo porque el cátering las colecciones de Fosco siempre me gustan, sino porque tenía mucha curiosidad. Esperaba un rollo similar al que seguía en su anterior casa (con cueros y esas cosas... Bueno, es que yo en realidad siempre lo asocio con el primer desfile suyo que vi, con mujeres a lo bandolera y tacones en forma de navaja, soy de las de "la primera impresión es la que cuenta, la que no olvido, y no intentes sacarme de ella", de ahí que mis primas, a las que saco unos 3 años, sigan teniendo 2 años para mí, así que, ¡nada de seguir fumando jovencitas!).

Sin embargo, la invitación ya me hizo dudar: "Dress Code: Studio 54"

Pensamientos Bradshaw: "Vaya, pues no sé cómo van a pegar los brillos de discoteca con montañas de heno y cueros"

Y resulta que llego, y me encuentro esto:

(Por cierto, sabiendo cómo se las gasta Shopaholic -y más si se trata de zapatos-, no sé cómo no le pusieron guardaespaldas propio a este modelo)
Pensamientos Bradshaw: "Corre, vete al baño y esconde donde puedas el sombrero cordobés, que te has pasado de lista".

Efectivamente, cambio de registro y... ¡cuánto me gusta! [No soy objetiva, creo que lo noto, pero, ¿acaso es este un medio objetivo? No, señores, ya os lo digo yo, incluso fuerzo la subjetividad todo lo que puedo...]
 
Me ha dicho Pablo Paniagua, de Fosco, que este bolso lleva mi nombre. Gracias, Nicolás, por inspirarte en mí como Ion Fiz con la Lomana, pero esto no me ayuda en mi bolso-adicción.

No somos de la colección pero, ¿a que somos guapas? (ojito a mi pelo, que nunca había estado tan bien peinado y menos habiéndolo hecho yo misma). Son Raquel (Doublecloth), Patricia (Shopaholic), Anitta (Pues a mí me gusta), la directora de este blog, María (E-cool system). Por detrás podemos ver a Mayte de la Iglesia con cara de "¿Qué se supone que hacéis?"

Hola bolso, te quiero. Adiós, bolso.

Gracias de nuevo, Vaudelet por pensar en mí. ¿Cómo sabías que en NY no he encontrado zapatillas porque todas las que me gustaban (con brillos, lentejuelas) eran para hombre? [otro día ya debatiremos: ¿qué pasa en NY? ¿acaso todo el sector masculino es sarasa y las mujeres machorras que no entienden de brillos?]

¿Para hacerse un esguince? No, porque no pesan nada. Los ha hecho el mismo zapatero de Prada, así que son ligeras como plumas, y a una décima parte de los de la italiana. ¡Chúpate esa, Miuccia!

A tí también te veo en marzo en la tienda, chato (guiño, guiño).

PD: Todas las fotos son robadas de Fosco. Si el señor Sony me está leyendo, por favor le pido una cámara, de esas que hacen panorámicas, que me he encaprichado. Gracias.

lunes, diciembre 12, 2011

Lo más friki (III)

Hoy han surgido varias cosillas que me han hecho pensar: una, que estoy con jet lag (lo creáis o no, no es la carta de la directora, estoy presumiendo y punto) metida en la cama y pensando cómo evitar ir a Mercadona y dos, que me han nominado a los Oscar del humor blogger, los que entregan los Calamities (yo he sido lo suficientemente pringada humilde como para no votarme... espero que vosotros seáis lo suficientemente listos como para entender mi arte). Después de eso, y releer mis dos entradas sobre Bisbal -Lo más friki (I) y (II)- (a ver si es que os pensáis que me leo cada día... bueno, un poquito sí, que para algo rozo el término de EGOblogger), me he encontrado con una noticia sobre Íker Casillas en la que decía que había colgado una foto de la Carbo (you know, la prima de Maxi Iglesias) en su Facebook. Irrelevante. Lo importante era otra entrada del futbolista, también dedicada a su cuqui (supongo que la llama así en privado, viendo lo moñas que es el chico), que no habría pasado un examen de sintaxis si le hubiese tocado en mi instituto:
Me levanto por la mañana y estas tú ahí, la primera persona que veo. No doy nombre pero se sabe quien eres...
Lo que digo. Un moñas. Eso y un plasta porque, ¡claro que se sabe quién eres! Pero, ¿para qué se necesita "sesaberse" de nuevo? ¡Plasta!

Pasado este arranque, mi venganza está clara. Te fuiste con una de Toledo, vale, te perdono porque yo también lo he hecho (entiendo que las gachas son un punto a su favor), pero tengo que destapar la verdad: no eres muy listo.

Cerrad la boca, no me seáis dramáticos, que ya lo sabíais. Pero, como en el caso de Bisbal, tengo una frase que lo demuestra.

Corría el año 2008. Yo era una jovenzuela inocente, sin más ambición en la vida que ser famosa trabajar mucho y me tocaron unas entradas para ir a la fiesta Larios (de cuando era LA fiesta) en el Hotel Palace. Como siempre he tenido mucha suerte, me pasó algo habitual: dije "ojalá que aparezca Casillas por la puerta" y así hizo. Me lo encontré cubata en mano (no le juzguéis, en esas fiestas es difícil encontrar sólo refrescos... y eso... bueno... y... es el portero... total...)

Año 2008, ya llevaba flequillo. Nota mental: aprender a evolucionar un poco en materia de peinados. Nota mental dos: ese vestido te hacía un buen canalillo, volver a ponértelo si surge la ocasión.

Como buena fan de hace dos minutos y medio (yo siempre fui más de Fernando Torres, o de Fernando Redondo o... Bueno, es que a mí en realidad a mí nunca me ha gustado el fútbol -ni los Fernandos-), tuve que acercarme a él. La conversación se hizo un poco más larga y posiblemente más interesante, pero lo verdaderamente importante fue el comienzo:

Yo: Hola, ¡soy de Móstoles! (nunca jamás volveré a presentarme así, lo prometo, pero me pareció una buena forma de romper el hielo...)
Casillas: Anda, ¡yo también! (me equivocaba)

Juro por todos mis bolsos falsos de Chinatown que lo dijo sin ironía, pensándolo de verdad, como si fuese normal que alguien se te presente así sin saber que tú, no sólo eres de allí, sino que tienes unos putos campos de fútbol con tu nombre.

Y con esto se demuestra una cosa: sólo me gustan los famosos que son tontos.

miércoles, diciembre 07, 2011

Carta de la [el] directora[a] * Diciembre 2011

Querida amiga:

Mi dueña ha cerrado el chiringuito por vacaciones y me ha dejado a mí al mando, así que en los próximos días hablaremos de sus temas, pero llevados a mi terreno: sobre libros, recomiendo "300 preguntas sobre gatos" (incluye un test de inteligencia y sé que mi colega Lulú está deseandito hacerlo), en comida, siempre marrón, nada de verde, que está la people muy pesada con lo del vegetarianismo (pero si os va el rollo gourmet, pide latas de atún al natural y las partes más verdes de la lechuga -de nada-), en cosmética, ya sabes, un par de lenguetazos y tan repeinaditos y, como verás en la foto, el verde será el color de este invierno.

Eso será en los próximos días. Mientras, me dirijo a ti para inaugurar este mes de celebraciones en las que mi mayor diversión es intentar tirar las bolas del árbol o el propio árbol por las escaleras. Porque en eso consiste la Navidad: disfrutar con cosas sencillas y no con esas celebraciones que te ponen los bigotes de punta.

Como objetivo del nuevo año te propongo que intentes ser tan guapo y creído como yo, intentar poner tus mejores posturas y ojitos tiernos si se tercia. Pero como sé que mi belleza no está al alcance de todos, algo que deberías hacer, sin duda es hacer lo que te dé la realísima gana: si te apetece siesta, ¿por qué no? Depender de los demás es un aburrimiento y aporta muy poco 'glamour' así que, ya sabes, tu casa, tus reglas y que sean el resto los que se amolden, que por culpa de la convivencia nos pasamos la vida cediendo (que si ahora te rascas aquí, que si ahora tienes que ponerte este cascabel). No. Se acabó.

Si el 2012 dicen que se acaba el mundo, perderemos una vida y yo la sexta quiero empezarla sin remordimientos...

Palabra de gato.

                                           Atentamente,

Chul. 
 

 PD: Estoy escribiendo desde Nueva York así que ya podéis apreciar la Carta de la Directora de este mes, que son 15 min que no estoy gastando en comprar y comprar como si no hubiese un mañana (de nuevo, lo de que en 2012 acaba el mundo podría servir bien de excusa...)