viernes, agosto 28, 2009

Lo siento...

[Modo rezando on]

Señor, que Carlos no lea nunca esta entrada de blog...

[Modo rezando off]

Dice Gotty que tengo todo el derecho para cambiar de opinión, pero eso no quita el hecho de que lo que he hecho esté mal... Me he hecho un Twitter.

Sigo pensando que es una estupidez que la gente cuente "me voy al váter" ya he vuelto" y cosas así, o que lo utilice con fines serios "uuuh, Fulanito sacó esto primero en su twitter y ahora Menganito se atribuye la primicia" (¿Contar algo en Twitter cuenta? ¿Se puede contar algo en ese microespacio?).

En fin, el caso es que se juntan dos hechos relevantes: uno, que a mí me encanta cotillear, y los blogs ya se me quedan cortos y dos, que además me encanta comentar y sin una cuenta no puedo hacerlo.

Empezamos con el Twitter Spoilertowneresco, pero la pobre Gotty se ha cansado de que lo use para fines propios (comentar lo que sea, agregar gente que no es de la tele, etc.) y ahora tengo el mío.

Es posible que lo actualice de higos a brevas porque como mi Hello Kitty no es una BB ni un iPhone... Pero oyes, que lo tengo, y Carlos me va a odiar, pero eso tampoco es nuevo ;)

jueves, agosto 27, 2009

Los pokeros y las madres

¡Ah! ¡Qué bueno!
Según he publicado la entrada anterior me he pasado por mi Google Analytics para ver cómo iba de visitas y eso (me encanta ver las búsquedas de la gente "qué es estupefacta me hallo" o "la hermana cabrona de la abeja maya") y he recordado una anécdota pokera y de cómo noto que mi madre se hace mayor...

Ayer estaba yo estudiando felizmente (feliz, sí, porque hacía ejercicios de poner impuestos y a mí eso de recaudar me mola) cuando oigo ls voces de un grupo de chavales. Chavales y chavalas, todos con sus gorras a un lao', las romanas atadas por encima de los vaqueros, bolsos y manoletinas plasticosos, sus dos ejemplares de macho sin camiseta... Todo el pack.

Y yo, que en realiad no me divierto tanto poniendo impuesto si al final no recibo pasta gansa, me puse a cotillear. Por eso y porque se pararon debajo de mi ventana y al lado de mi coche con un balón.

Que dices "si es que si le dan es peor pa' ellos que con esto de las vacaciones se ha quedado lleno roña y se va a quedar el balón pegado"... Pero no hay que confiarse.

Sin embargo, el grupo pokeril sólo estaba ahí, charlando, o esperando a alguien, con su loromóvil escuchando a Camarón (lo juro, que además me dolió porque yo desde que vi la peli lo siento más propio). Y estaban con el balón pero yo qué sé, pasándoselo sin ganas.

Dos veces le dieron al coche de mi vecina de enfrente (que se había asomado a su terraza delantera -yo lo hacía más disimulado, parapetada tras mi ventana-). A la tercera, "la Maricarmen" se lió a dar voces, que le habían dado tres veces a su coche, que les iba a arrancar la cabeza y que si no tienen respeto, que iba a llamar la policía (que me los imagino diciendo "Así que tres balonazos, ¿eh chaval? ¡Al calabozo ahora mismo!"... lo cual es improbable, además de todo porque ahora casi todos los polis locales son o ex-pokeros o pokeros reinsertados).

El grupo juvenil se trasladó cuando salió el marido (el Juarma) y a lo lejos la llamaron amargada. Lógico.

¿Dónde entra mi madre?

En el momento en el que la llamé al piso de abajo para contárselo y no me oía porque estaba en la ventana de la cocina cotilleando. Dijo que es cierto que estaban dando al coche.

Y yo dije:
a) Te haces mayor
b) Tú también has tenido hijos y el e Maricarmen jugaba al fútbol aquí con los amigos.
c) Os habéis acostumbrado a que no pase ni Dios por esta calle y en cuanto pasa algo os ponéis como fieras.

Ella dijo que blablablá que blebleblé. Si ella supiera lo que son capaces de hacer estos pokeros...

PD: Quise hacer una foto pero no tenía ni cámara ni móvil, otro día será, ¡que seguro que surgen más ocasiones!

Tazas

Hace unos meses todos sufristeis conmigo un día muy triste: el día en que mi taza de Princess of New York se rompió en mil pedazos y mi corazón con ella (qué dramática, ya lo sé).El suceso, conocido como el Tacicidio, no me impide el anamorarme de cualquier vasito con asa (que es lo que on al fin y al cabo) que se me cruza por el camino.

Últimamente me ha dado por las cosas antiguas (con lo que yo he sido, dime por dónde navegas y te diré en lo que te conviertes), así que durante mi estancia burgalesa me agencié dos juegos de desayuno (es que con este régimen me toca tostada, y el platito era imprescindible) (si me leyera Pedro... diría "Ara, para ti todo es imprescindible", ¡ja! ¡menos mal que aquí estoy a salvo!).

La primera la encontre en un lugar llamado La Provenza y la verdad es que me encanta, aunque en mi familia crean que es de abuela, y para tomar el té, y no la leche desnatada que me toca a mí...

Y luego está ésta azul, de la cual tengo batantes repuestos porque pertenece a una de las vajillas de la casa... Debería haber otro juego con tazas floreadas al estilo de la anterior pero no hemos sido capaces de encontrarlas en ninguna caja...



En fin, ésas son mis nuevas tazas. Algo muy interesante que contar en el blog (seguro) y sobre todo que espero os haga meditar: se me rompió mi taza favorita, las nuevas me han obligado a dejarlas en Burgos y el juego que me compré (por el módico precio de 0.98 euros en Crack) para traerme aquí llegó con el borde roto y no me la quiero jugar cortándome los morros... Espero que alguno me pidáis mi dirección para enviarme un regalito pronto (guiño guiño).

PD: Hoy he comprado una falda + una camiseta + una camisa = por el módico precio de 3 euros (un euro cada cosa). ¡No me extraña que luego hasta los propios preios de Primark sin rebajar me parezcan caros!

martes, agosto 25, 2009

Peterpaneando

Me preocupo.

Tengo 25 años y mi fondo de blog es una tostada cabreada.

Lo peor es que eso es sólo el principio, porque con mi cara infantil (y mi voz, no lo niego), la semana pasada creyeron que aún estaba en el instituto (tiempo ha que debería habr acabado la universidad).

Esto no debería ser tan traumático si no fuese porque tampoco quiero hacerme mayor ni tomar decisiones ni cambiar mi vida, que considero casi perfecta tal y como está.

Y aún así eso no debería ser chungo.

Pero ahora quieren cambiar el Síndrome de Peter Pan (lo de no querer crecer, y ese rollo) por el de Michael Jackson.

Y yo, ya avisé el otro día... ¡Por ahí no paso!

PD: Me paso el día dejándome tareas pendientes a mí misma... Pronto os enseñaré mi falda nueva. Ha costado 1 euro... Algún día seré rica y echaré de menos estos placeres de pobre.

Seguro ;)

domingo, agosto 23, 2009

Back from Morcilla City




hicos, tengo que contaros: estoy enganchada a internet, pero puedo sobrevivir. He pasado 5 días apartada de un ordenador y lo he pasado mal, y sólo me surgían dudas y consultas que no podía solucionar, pero aquí estoy, sana, salva y con un poco de sabidurías proporcionada gracias a los apuntes (si no hay otra cosa, pos estudias... ¡a ver!)

En fin, ya he vuelto a Coimbra Park y me quedan pocos días para la finale (vamos, lo que viene a ser el desenlace del vera
no, los exámenes) pero prometo andar mucho más por aquí, tengo que contaros sobre mi síndrome de Peter Pan (que no llega al extremo Michael Jackson, pero tú espérate, porque igual con la plancha algún día se me quema el pelo, empiezo a abusar de
pastillas, me hago un parqu de atracciones en el jardín con cuatro palos y.... bueno, ya sabemos cómo acaba).

Mientras tanto, sé que no lo necesitáis, ni yo tampoco, pero le prometí a Gotty y más gente nseñar mi falda de Primark por dos euros. El ver mis piernas como dos jamones va de regalo. Y mi gato, el patio-de-mi-casa-es-desordenado y mis pelos van de regalo.

miércoles, agosto 05, 2009

De 'prestao'


Amigos, amigas, saludos desde la tierra de la morcilla.


Estoy, como dice el título, de prestao en el portátil de mi padre porque, como algunos recordarán, hace ahora un año que pisé el mío en un descuido imperdonable (todavía estoy esperando a que los que me iban a mandar una pantalla de repuesto me digan dónde tengo que ingresar el dinero, menos mal que no fuimos un paso más allá).


En fin, por aquí todo bien, hace calorcito, pero como tengo unos vecinos muy cotillas y un patio propenso a las miradas, es misión imposible tumbarse ahí a la bartola, así que poco a poco voy perdiendo el escaso moreno que había adquirido tras horas y horas (y más horas), así como un bote entero de aceite solar, tomando el sol (valga la redundancia) (o la rebuznancia si me sale la vena pokera).


In memoriam de mis días piscineros, remato con una foto de pies. Muy propia :P

(Prometo volver algún día con temas más trascendentales).