// //]]> Ari Bradshaw * Blog de moda, lifestyle y humor *

domingo, julio 26, 2015

11 cosas de rebajas que valen menos que un menú Whopper: Zara 2015


Ay, cómo soy. Lo mismo vengo diciendo que lo que saca Zara en rebajas no vale para nada que vengo a daros una alegría: ¡hay cosas bonitas y baratas!

Y, por suerte, como existe internet, no tenemos que rebuscar en tiendas ni pegarnos con señoras, ni mirar mal a la guarra que se lleva algo y no encontramos porque está todo muy desordenado ni decir con una voz lo suficiente alta que QUÉ ASCO QUE NUNCA HAYA TALLAS EN ESTA P*** TIENDA. Yo lo hago en mi casa y así pues pensáis que soy la persona equilibrada que intento aparentar en mi vida 2.0.

El caso: yo tengo una curiosa vara de medir todo en mi vida. Cada vez que veo un precio pienso cuánto equivale eso en hamburguesas. Que alguien recibe 300 euros, pues 300 hamburguesitas de un euro. Que algo vale menos de 6 euros, pues vale menos que un menú Whopper y dura más (si olvidamos lo de un segundo en la boca y una vida en las caderas, llevo ya 200 vidas en cartucheras y tripa), así que si pasa ese filtro, me lo llevo.

Con ese objetivo he buscado lo mejor de lo mejor: aquello que hay en las rebajas de Zara, es ligeramente apañao (tampoco esperéis virguerías) y vale menos que un menú Whopper*. Algunas cosas a mí particularmente me parecen feas, pero luego me venís como la última vez con que si lo he llamado feo y os lo habéis comprado y no quiero más disgustitos por el estilo...

Sí, ya sé que empiezo fuertecito, pero es que luego llega el invierno y os compráis las bufamantas en el primer chino que se os cruza por el camino. Esta al menos, a pesar de esos colores, es una Zara auténtica (Dios mío, a lo que hemos llegado, mi nivel de calidad está bajísimo) y vale 5,99 euros.

¿Camiseta con la que poner cara de penita tipo: ay, no sé qué hacer, me la llevo o no me la llevo? Por 2,99 euros, ¿por qué no? 
Esta roza el límite, 5,99 euros, pero es que lleva antelina, nada menos.

Es muy importante, te cueste lo que te cueste (esta camiseta, 5,99 euros), poner gestito de enfadada.
Aunque te salga regular porque, mira, en realidad has pagado 3,99 por esta camiseta color calabaza (dicen ellos) y estás bastante contenta porque en un año se habrá convertido en trapo para el polvo. CHOLLAZACO.

Y si quieres un top algo más elaborado (a ver, no se ve pero tiene la espalda ALGO más currada), pues este cuesta 5,99 euros.

Por cierto, que si eres fan de este blog, te tienes que comprar esta camiseta con una foto de modelo en posición "me acaba de bajar la regla". Es el metaZara y cuesta solo 2,99.


Venga, que sé que no todos sois fans míos desde hace tanto... No pasa nada, OS PERDONO. Me refiero a una de las fotos de este post.

¿Que lo tuyo son las camisetas con estampado en las mangas para combinar con esos pantalones feos que no sabías con qué ponerte? Esta cuesta 2,99 euros.

También hay tops ombligueros para cuando llegue el frío pero no mucho... A 3,99 euros.

¿Que lo tuyo es el leopardo? (¡Holi, amigas mostoleñas!), pues falda de vuelo por 3,99, la que no enseña las bragas es porque no quiere.

Y porque la temática leopardiana no tiene fin, tenemos también este vestidito que, combinado con chanclas de abuelo, como en la foto, bien podría pasar por un María Escoté. 5,99 euros te separan de tu yo moderno/choni.

NOTA: Como nos conocemos, sé que a veces el Whopper vale más, pero he puesto el precio medio que suelo encontrar en mis diferentes periplos por hamburgueserías de España. Y si no os gusta, reclamáis a Burger King.

martes, julio 14, 2015

Aventuras de una novia torpe: mi primera prueba del vestido

Mi vida no es normal. Yo quiero hacer como que sí lo es y que soy yo, que le saco punta a todo, pero he visto suficientes programas de vestidos de novia de Divinity los sábados por la mañana como para saber que no soy una novia normal.

Para empezar, no me he cruzado 8 estados para llegar hasta mi vestido, lo cual parece ser una práctica habitual. Para seguir, no he ido pidiendo uno de Vera Wang, que es algo que tienes que decir a modo de contraseña nada más entrar en la tienda para que la dependienta entienda que eres pobre pero que te has leído alguna revista de novias.

Vamos, que no cumplo con nada.

Pero os cuento a qué viene esto.

Madrid. Ola de calor tirando a verano intenso. Obligo a mi madre a venir de Burgos a Madrid (porque mis padres ahora viven en Burgos, os lo comento no porque vayáis a visitarlos porque aún están rodeados de cajas de mudanza, sino para que os orientéis). Y para que no se derrita en pleno Goya la meto a buscar bolsos de mujer (de Adolfo Domínguez, en este caso), porque ella es mujer, yo también y un bolso nunca sobra. 

Luego la llevo a comer pescaito frito porque me parece algo como muy apropiado con este calor. Solo nos faltan unos falorillos y estar en la playa de La Caleta.

Pero no, lo que nos falta es ir a mi primera prueba del vestido de novia. Bieeeeeeeeen.

Os recuerdo que me caso en octubre, así que no me caso con un vestidito ligero porque además crecí con La Bella y la Bestia, Cenicienta y demás y quiero ir de princesa (para mi comunión pedí un vestido de Sisí Emperatriz, la de la peli, no la real). Total, que el vestido no es ni corto ni de tirantes, venga bien de tela.

Repito: ola de calor, OLA DE CALOR.

Así que estamos a mitad de la prueba, me duelen los pies porque no me he llevado zapatos y Cristina (Piña, la diseñadora de mi maravilloso y poco ventilado vestido) (no, no los hace con ventilador incluido, ya pregunté). Cristina, digo, me ha dejado unos zapatos de prueba que me hacen MUCHO daño porque la última vez que llevé algo de tacón fue exactamente hace un año.

Y como todos los 9 de julio me tiene que pasar algo, pues... Me da un golpe de calor.

No me desmayo porque ponen remedio a tiempo: Cristina me quita los zapatos, Franchejo (que a estas alturas ya hemos determinado que es prácticamente mi damo de honor) me abanica y yo consigo sentarme para pasar el trago. Lo único que es de verdad en el vestido de prueba es la falda y yo temo estrenarla antes de tiempo con este estómago revuelto...

En fin, que cuando cuento la historia la gente me mira embelesada con ojillos tiernos y me dice: ay, de los nervios... Y yo asiento porque he visto muchos programas de novias en Divinity y tengo que decir que el momento de probarme el vestido me sobrecogió de tal forma que me mareé de la emoción. Pero no. Me emocioné porque me encanta, me flipa y me queda genial, pero a mí la emoción me hace feliz, no me hace tener ganas de morirme, llamadme loca.

Y este es un capítulo más en la vida de una novia anormal (por poco normal, no en plan chungo, que bastante tengo yo ya con lo mío como para insultos).

lunes, julio 06, 2015

Rebajas Zara 2015: lo que no debes comprar

Sé que desde los medios de comunicación te estamos bombardeando con lo que puedes encontrar en las tiendas ahora que han llegado las rebajas... Somos gente que quiere ayudar, de verdad, y te lo demuestro de otra forma: también puedo enseñarte lo que no.

Como sabrás, no es la primera vez que repaso lo que no debes comprar en las rebajas: son aquellas cosas que no habías visto hasta ahora, a veces incluso su tentador precio te hace dudar pero son un NO rotundo. 

Por ejemplo, en las rebajas de Zara encontramos:

Porque en el mundo rebajil no hay democracia, te dan las cosas y los precios y ya, pero merecemos más que una blusa hecha con una tela a la que se les ha caido, sin querer, un litro de lejía, decimos NO a esta blusa. Somos la Grecia de las compras, NOSOTRAS VESTIMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS.

Yo soy muy de caftanes, lo sabe cualquiera que me conozca y tenga el privilegio de ser mi amigo en Facebook, pero esto se venden en todas las playas y mercadillos de España, nada de colarlo como moda. Casi nos la cuelan con la pose de bloguera tocándose el pelito, pero no, no es tendencia, lo han sacado del fondo del almacén.

Esta foto es puro arte: en Zara hicieron cientos de pruebas con esta camisa de cuadros y modelos de pelo largo, andróginas, latinas, pero nada, no encajaba. Dijeron: traed a la del pelo corto, la que parezca menos femenina y... Se obró el milagro. Pero, oye, que ellos no son nada de tópicos, no podemos acusarlos, que le han puesto unas sandalias de tacón y con ellas no podría conducir el camión.

Esta camiseta se llama: "Aunque la Choni se vista de Zara, Choni se queda."

Mi propuesta FAVORITÍSIMA de estas rebajas: a la practicidad de un chaleco le sumamos bordados y, como resulta que no, que no es nada práctico, le añadimos cuatro bolsillos en los que guardar el móvil, las llaves y hasta los Tampax, que como dicen que ahora tienen diseño cuqui, no hay que esconderlos para ir al baño. Zara llenando el hueco que dejó Coronel Tapiocca.

No quisiera ser yo la primera bloguera en decir que los culottes son el horror, no lo leeréis en este blog. En absoluto. Pero estos pantalones entre el culotte y el pesquero, con estampados, anchos, son totalmente innecesarios. Por favor, si alguna vez me vais a hacer caso, que sea con esto.

Claro que sí, ya que nos ponemos por lo pesquero, tiramos por el rollo hippie, pijamero, con camisa a juego y, por qué no, sandalias de Jesucristo para completar. Cómo no vamos a querer comprarnos esto... Y prenderle fuego en San Juan el año que viene (a poder ser dentro de la propia tienda) (¿Será esto incitar a la revuelta según la Ley Mordaza?)

Solo diré que hasta la modelo con su cara de cabreo te lo dice. Ni acercarte a la percha de este poncho.

De nuevo, un todo en uno de casa Amancio: sudadera con estampado étnico, a la que añadimos, porque parecía poco, mangas de murciélago y rematamos, a modo de detalle, con apliques en las mangas bordaditos. Bravo, chicos, BRAVO.

Terminamos, de nuevo, con el lenguaje corporal de la modelo. Si la chica, a la que han obligado a vestirse de señora pobre, pone esta cara, ¿no crees que quiere decirte algo? No seré yo quien la contradiga.

sábado, junio 27, 2015

Qué hacer en una ola de calor

Si yo no llevase casi un mes sin pasar por aquí, al título de este post le respondería: "¡Subirte en ella!" Así, como haciendo gesto de surfera para dar énfasis a mi bromi.

Pero no, no tengo derecho. Lo siento. No volverá a pasar siempre y cuando tenga excusa. Ahora mismo es que trabajo mucho. Y he tenido un catarro durante 3 días. Y me caso. Lo difícil es que esté en este blog escribiendo ahora mismo, deberíais estar agradecidos.

El caso es que, ADEMÁS, hay una ola de calor sobre nosotros. Una cosa como fatídica porque en el Telediario han dicho que a lo mejor llegamos a los 40º. El otro día, con el catarro, llegué a los 38º y me puse como medio borracha de fiebre, así que con 40º voy a empezar a soltar verdades, a tuitear cambiando letras de sitio y a decirle a mis amigos que los quiero/odio según el ratito que toque.

Por eso, porque soy una persona muy práctica, vengo con ideas de lo que podéis hacer en una ola de calor:

Nada

Es lo ideal y no gastas energías. Te tumbas, miras al techo y ves la vida pasar. O lo que es lo mismo, te pones este vídeo...



Y lo miras así como mucho rato preguntándote cómo puede llevar casi 3 millones de visualizaciones en 5 días.

No lo bailes.

Bésame...

Que no, que no la tararees.

¡Aaaaaaah! ¡Es imposible borrar esa canción de una cabeza!

Bueno, a ver, ya no podemos no hacer nada porque Ylenia y su acento colombiano de Benidorm se han colado en nuestros pensamientos. Tapémoslos con otros.

Por ejemplo, aprendiendo chino.



Vi el otro día este vídeo en Facebook (que es un poco de donde salen todos los vídeos últimamente, es la fuente) y me dieron muchísimas ganas de aprender chino. Aunque la verdad es que me parece complicado entender sus dibujos así que es posible que no esté hecho para mi.

Hazte un batido

Sácale partido a todos esos pines de Pinterest, copia a tu Instagramera favorita y hazte un batidito pero, por favor, nada de ponerle césped ni espinacas. Tu madre de toda la vida te lo ha hecho de fresas y leche e incluso te ha batido simplemente el colacao para que le saliese espuma, ¿qué necesidad hay de innovar? Lo retro está de moda, así que pon #retrosmoothie en la foto que pongas y listo.

¿He dicho aquí y ahora?



Aquí. Y ahora. Aurgi está de moda.

Con Mario. La Rebe. Y un montón de gente...

Sí, ésta también se me ha pegado, y la verdad es que me parece tal hit que necesitaría que el vídeo durase como un minuto entero.

Venga, que sigo pensando planes para vosotros.

Leer.

A ver, ya sé que no es el planazo, pero creo que es muy necesario que leáis, que veo vuestros post en Facebook, que me escribís por Whatsapp, QUE TENÉIS MUCHAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA.

Leed a Vargas Llosa o el Hola! que últimamente parecen ser como la misma cosa...

Ay, ¡pero si me ha salido una rima!

Eso es lo que pasa CUANDO LEES. La prosa y el verso te salen por los poros.

Aunque parezca sudor, no, no, es prosa, os lo juro.

Mira, que no se me ocurren más cosas, que tengo mucho calor. Solo os pido, POR FAVOR OS SUPLICO, que no me seáis Españita, que no hagáis caso de la tele y os vayáis a un centro comercial a echaros la siesta porque tienen aire acondicionado. Os ruego por favor que, como mucho, os metáis en un autobús municipal y os pongáis a dar vueltas imaginando que estáis en Nueva York haciendo el tour de Harlem... Eso sí, no gritéis al ver a las señoras entrando a la iglesia que al parecer estas ni cantan gospel ni son tan majas como allí...

Avisados quedáis.

viernes, junio 05, 2015

El contouring en casa: así de fácil es

A mí es que esto del contouring me tiene fascinada: es que creo que el maquillaje no debería ser para aparentar lo que no eres, sino para reforzar tus puntos fuertes, o sea, verte más favorecida, y de eso va este tema así que mira yo estoy encantada con que se haya puesto de moda y de pronto aparezcan productos para poder hacértelo en casa fácilmente.


Así que cuando me propusieron probar la nueva Master Sculpt de Maybelline NY, yo, que me atrevo con todo (la verdad es que ser guapa ya de por sí y tener buena piel me hace un buen público) (a ver, no voy de flipada con lo de guapa, ya os conté que fui Miss de pequeña, así que lo sé desde hace mucho). Total, que me voy por las ramas: que me propusieron probarlo y me faltó tiempo, la verdad.

Pero, lo primero, ¿qué es eso del contouring?


O sea, estar maravillosa sin tener que pasar por un quirófano.

Parece una cosa muy complicada, pero resulta que con la Master Sculpt es superfácil porque resulta que es la primera paleta para usar en casa en la que vienen todos los colores que necesitas (claros y oscuros) para remodelar tu cara: alargarla, afinar la nariz... Todo jugando con las luces y las sombras. Suuuuper magia.

Lo que yo hago (ahora, desde que la he probado):

1. Con la parte oscura maquillo debajo del pómulo (que yo lo tengo marcadito así que ahora mejor) y la barbilla.
2. Con la parte clarita doy en la frente, la punta de la nariz y en el hueso del pómulo hacia el pelo (sin pintarlo, obviamente), pero sobre todo porque tengo cara redonda, y así la alargo... Un poco buscando ser Angelina, ¡bien de pómulos!
3. Con la brocha difumino un poco, que si no se queda todo un poco marcado y tampoco es...

En fin, casi que mejor es más fácil que veáis en este sencillo dibujo lo que hay que hacer:

Y por simplificarlo más aún...









Advertisement

domingo, mayo 31, 2015

Manuela Carmena, yo sé con quién debes pactar

Llevamos una semana ya elucubrando: ¿con quién va a pactar Manuela Carmena para gobernar en el Ayuntamiento de Madrid? La cosa se ha vuelto un poco Juego de Tronos y, con Esperanza Aguirre, tenemos hasta mala de cuento.

Pero, hablemos claro: por más que Manuela Carmena se haya convertido en la musa hipster y Esperanza Aguirre sea, desde siempre, la favorita del humor (si Espe no hace campaña igual ni te enteras de que hay elecciones), yo creo que Manuela iba a encontrar mejor pareja (y mira que Espe se lo ha currado estos días) con...

Ella.




Porque Beyoncé ya es un poco la reina de todo así que sabemos que la alcaldía de una ciudad de provincias como es Madrid es pan comido para ella.




Hablando de comer, ella no tiene problema en comer los platos tradicionales, y seguro que esto se vería como más guay si lo hiciese con un cocido, o unos callos, O CROQUETAS.




Porque ella siempre va a ir estupenda y va a llamar la atención, que estamos un poco hartas de solo tener a doña Leti como musa universal.




Por cierto que ella saludando es BEST ALCALDESA EVER y mucho mejor que la realeza.

Hasta nunquiiii!!




Además, podemos tener un vídeo muy emocionante cuando sepa que ha sido nombrada alcaldesa. De este tipo (nada forzada la actuación) (nada, EN ABSOLUTO).




Puede ser la mejor alcadesa porque, lo sabemos, sabe mandar:



Pero nada violento (esto les gustará a los perrofláuticos), ya sabemos que ella ante un conflicto, se desmarca:




En fin, que lo siento por Carmena, pero...



Eso, que se aparte.

Y por si faltasen motivos, os diré que la secta Beyoncé está muy extendida, y que ella consigue que gente de todo tipo y pelaje se ponga a hacer sus coreografías y YA OS DIGO YO que no son fáciles.

Por ejemplo, estos chicos, que te dejan loca.





Estos, que son como mi clase de baile cuando falto yo, o sea, que lo hacen bien y ojo porque llevan 57 millones de visualizaciones.



Este chico porque todos lo hemos visto y amado alguna vez...





Y hasta esta niña que hace que nos replanteemos muchas cosas: una, que Beyoncé, como digo, consigue hacer magia y dos, que sea alcaldesa o no deberíamos aprender esta coreografía porque esta niña tiene pinta de creérselo mucho y tenemos que SER MEJORES.


miércoles, mayo 27, 2015

¡Soy madrina!

Os voy a hablar del día en que me dijeron que iba a ser madrina.

Yo ya sabía de qué iba la experiencia porque soy madrina de mi sobrino Leo, así que básicamente tenía que ponerme guapa, acompañar a los padres hasta la pila bautismal y poner cara de circunstancias si el niño lloraba (y si no también, porque es un poco lo que se espera de él).

Así que me llamaron y me dijeron: vas a ser madrina. Y yo: "Perfecto, ¿de quién?" Y ellos: "¡De Festa!" Y yo: "¡Qué fantástica, fantástica esta Festa!" Y me dijeron: "Eso ya lo ha dicho Mayte de la Iglesia."

Y me puse súper contenta, porque a mí Festa me flipa un poqui. Para quienes no lo conozcáis, es una marca española (de Espein), que tiene ropa de todo tipo, moderna y de tendencia y DOS COSAS MUY IMPORTANTES: tienen hasta la talla 52 y precio 'low cost'.

O sea, es que parece hecha para mí...

Acepté, claro y entonces me entraron las dudas: ¿en qué consistía ser madrina de una tienda?

Pues en vestirse mona, seguro, eso no iba a cambiar, ni mucho menos.



Luego, ¿tenía que acompañar a los padres a la pila?

Pues no, tenía que ir a su nueva tienda, su flagship store en la calle Ayala, 21, de Madrid (en pleno barrio de Salamanca, ni-vel) y acompañarles en su estreno. Así que más o menos.



Y ejercer de madrina. ¿Cómo? Pues hablando con la gente, echando unas risas, unos bailes con Bimba Bosé...



Y posando con el resto de madrinas, entre las que estaban, como veis, Noelia López o la propia Mayte.



Claro: ahí tuve que preguntar... ¿Así que esto es parte de ser madrina? ¿Así que para ser madrina hay que medir 1,80? ¿Qué os pasó conmigo, me visteis en foto y os parecí muy alta?

Nadie me contestó, porque la gente estaba COMO LOCA llevándose ropa de las perchas. Me fui de allí la penúltima y diría que al día siguiente no iban a tener nada para vender.

Así que supongo que mi aportación como madrina fue un éxito. No me extraña: ellos no lo saben pero soy la típica persona que te acompaña de compras y acabas comprando mucho más de lo que esperabas. También si voy de copiloto es fácil que encuentres sitio para aparcar. Dones que tengo.

Por lo tanto, toda la gente que pasó por Festa acabó comprando. De nada, Festa. De nada, gente que ahora tiene ropa nueva. Gracias a todos por venir. Gracias por fabricar ropa en la que entro y me gusta porque es bonita y puedo permitírmela. Me voy con el deber cumplido.