viernes, octubre 17, 2014

Qué hacer este fin de semana en Madrid: callejear

Ya ha llegado la hora. Llega el mal tiempo y te dices: “Tengo que aprender a disfrutar de la vida, no puedo subsistir floreciendo en primavera y explotando de energía en verano, esta vez me lo voy a montar mejor, más allá del sofá, peli y mantita que, la verdad, me tiene un poco hasta donde yo te diga ya porque de toda la vida de Dios eso ha sido plan de viejos, si lo decías fuera de casa te abucheaban y ahora hacemos como que es supermoderno. Pues no, basta ya, STOP viejunos, este año voy a MOLAR.”

Y resulta que molar pasa por hacer planes y más planes. Por suerte me tenéis a mí.

Lo que pasa es que yo, que estoy en todo, he mirado mi cuenta y he dicho: hala, pero si es casi final de mes (si pasa del día 5 ya es final de mes para mí), ¿qué locurísima es esta? Así que tenemos que hacer planes baratitos. Si buscáis high cost ya podéis buscar otro blog.

Primer plan: un japonés de verdad (sin sushi, qué locura) en el centro de Madrid

Mmmm... pollo marinado y rebozado... TE QUIERO.

Mmmmmmmm, borrosos y todo, cangrejos de concha blanda rebozados... ¡Os quiero aún más!

¿No se os va abriendo el apetito?

¡Pues aquí llega el plato de gorder más gorder ever!



Se llama Hattori Hanzo, y es una izakaya (preparáos para leer muchos conceptos desconocidos y como muy de guay), una taberna japonesa auténtica que está en Gran Vía (bueno, una de las callecitas que dan a ella). Allí podéis encontrar desde un delicioso pollo marinado y rebozado en almidón (de verdad, pedid 100 raciones de esto, se llama kaarage), unos increíbles cangrejos de concha blanda (otras tantas raciones para mí, gracias) o una cosa súper de gorder que se llama okonomiyaki estilo Hiroshima y que es como unos noodles con salsa y una tortilla por encima que debe tener, como un kebab, 1200 calorías… Y eso siempre es BIEN.
Para el postre dejad hueco, que se pueden hacer s’mores en la propia mesa (si no sabéis lo que es, abrid el Pinterest ahora mismo).

Lo mejor de todo, aparte de lo rico que está, es el precio: 6 euros, 5 euros, 8 euros… Vamos, muy apañao si lo comparas con cualquier sitio de Madrid, especialmente aquellos que pasarían la prueba de Chicote Don Limpio (he tachado a Chicote porque su restaurante Yakitoro no pasa ese filtro, la verdad, y es bastante desconcertante)


Segundo plan: ver Madrid desde otro punto de vista

Con unas jornadas que se ha inventado el Ayuntamiento y que me recuerdan a la desaparecida “Noche en Blanco” aunque espero que sin las colas de aquella ni las señoras que se pegaban por pillar sitio en el Teatro Real o en cualquier cosa que fuera gratis aunque fuese gratis todos los días también.

El caso es que se llaman Madrid, otra mirada puedes hacer una visita guiada al Parque del Capricho (si no habéis ido aún, HACEDLO) o disfrutar de un concierto en el Templo de Debod, que siempre tiene como ese rollo especial que mola.


Tercer plan: otro mercado, esta vez de artesanos



Los mercados están de moda y aunque el Rastro resiste como atracción principal de la ciudad, no hay fin de semana sin su cosita que hacer (por cierto, todas en mi barrio o al lado de éste, cómo molo). Si el finde pasado tocaba el Mercado de Motores, que lleva ya un par de años y cada vez atrae más público, ahora comienza en el Matadero el Mercado de Oficios, que supongo que hará honor a su nombre, tendrá que ver con artesanos, pero habrá que verlo. Estarán sábado y domingo.


Cuarto y último plan que no somos la Guía del Ocio: comer en la calle




Contaban las malas lenguas que Madrid era una ciudad superchapada a la antigua y que era imposible conseguir permisos para poner comida ambulante (o sea, que de carritos de perritos como en NY, furgoneta de helados como en toda América o cosas delicatessen como en Washington, nanai), pero ahora le hemos dado la vuelta a la tortilla y nos superencanta (me gusta mucho el prefijo super- últimamente). Tanto es así que este finde se celebra MadrEat en Ciudad Universitaria y yo estoy viendo cómo organizar mi agenda para poder ir porque quiero probar todos y cada uno de los puestos: Cervezas La Virgen, El kiosko, las galletas de Lise & Leti… 

¡NECESITO UN FIN DE SEMANA MÁS LARGO!

lunes, octubre 13, 2014

Así se hidrataba, así así...

Creo que lo habréis notado porque soy totalmente transparente (bueno, ojalá, lo típico que ves a una chica por la calle y dices: "si está más delgada, se transparente", eso no me pasa todavía). Me ENCANTA (en mayúsculas) ser la primera en descubrir cosas.


Pues hoy vengo del mismo palo: ¿Sabéis que Zumosol ahora ha renovado toda su gama? Tienen imagen nueva, mucho más moderna, sin el primo pero con la misma calidad de siempre (y producto español, naranjas del valle del Guadalquivir).

Os diré la verdad: yo soy de esas especialitas que, por lo general, rechaza un zumo envasado... No suelen cumplir con mis altas expectativas. Excepto Zumosol. Es como cuando dices: "Bueno, si es Zumosol sí" porque llevan toda la vida y da como confianza. 

Encima ahora han presentado una nueva gama de sabores (entre otras cosas), Zumosol Vitalidad, que son superoriginales y me fascinan: naranja y mango, naranja y kiwi, naranja y guayaba y, mi favorito, naranja y zanahoria. ¡Vaya chute de vitaminas!



Lo digo con conocimiento de causa: el otro día me invitaron a la presentación de estos zumos, y fue decirme que allí estaría Rodrigo de la Calle (mi cocinero favorito hasta la fecha) y acepté sin preguntar siquiera fecha, lugar y hora. Si hacía falta, hacía pellas del trabajo. Por suerte, no hizo falta, porque acabo de empezar y no entenderían esto. También os digo que ya pueden ir entendiéndolo. Holi si me estáis leyendo. Es bromi. Superbromi. No me despidáis, por favor os lo pido.






El caso es que tuve la oportunidad de probar estos zumos y unas propuestas que hizo el cocinero para nosotros, ¡buenísimo todo!



Aquí tenéis una de las recetas que probamos, arriesgada, ¡pero muy sabrosa!



Pues un poquito movidita sí que me ha quedado la foto, sí...



Así que, animada por sus ganas de superarse y traer nuevos sabores, yo os propongo innovar e ir más allá, ya os he dicho que mi Zumosol Vitalidad favorito es el de Naranja y zanahoria, pero me apetece dar un paso adelante (o UPA Dance si tenéis edad suficiente para saber lo que es) y, un día que os sintáis cocinillas probéis a tunearlo ligeramene, con propuestas como las que se me ocurren.





Y lo más importante, no os olvidéis de tomar fruta, ya sea en zumo o entera, todos los días para estar sanos, y, ¡muy importante!, los temidos catarros...



jueves, octubre 09, 2014

Choupette Lagerfeld, la modelo más felina

Aunque ya os conté que hace unos días que cambié de trabajo, no puedo resistirme a comentar unas fotos que tenía muchísimas ganas de ver (y que viene de mi trabajo anterior)... 

Choupette Lagerfeld, la gata de Karl Lagerfeld y de la que soy secreta públicamente (lo reconozco, superpúblicamente) fanática es la encargada de presentar el calendario 2015 de Opel y lo hace "a bordo" del Nuevo Opel Corsa (que, por cierto, ni es patrocinado ni trabajo ya con ellos, así que es una opinión sincera y altruista: lo mola todo y más).

Las fotos las ha hecho el propio Karl y son de amor al instante:

“Choupette ha hecho un gran trabajo – como se puede esperar de una estrella. En ningún momento se ha sentido tensa. Sin embargo, ha dormido durante doce horas una vez acabamos el trabajo” ha dicho Karl... :_____)











lunes, octubre 06, 2014

Así se hace: vivir de tu blog



En la era del DIY (y no me digáis que no, que tengo el Pinterest a reventar de manualidades y movidas para mi casa, para la cocina -lo que viene siendo recetas pero que ahora se llama Cocido DIY-, para la boda e incluso para cuando algún día tenga niños si es que los tengo y que no me pille desprevenida sin una fiesta ideal o un muñeco original). 

Decía, antes de este sermón, que en la era DIY, está de moda también el curre para sí mismo, hágase rico y a vivir. Los emprendedores están de moda, porque se lo montan a su bola y, a algunos, les va bien.

Con esta premisa, parece bastante fácil hacerse blogger y triunfar. No hay más que verme a mí, que estoy montada en el dólar y tengo un caché altísimo por asistir a un evento. Por lo general, negocio que me pille fuera de horas de trabajo y si hay algún canapé pues mejor. Me he vuelto super exigente, como podéis ver.

Sin embargo, cuando me propusieron escribir el temazo tema para el relanzamiento de Grazia... Esperad un momento, que esto merece un algo más grande:

¡Grazia vuelve!

Sigamos: cuando me propusieron escribir "Vivo de mi blog, ¿y qué?" pensé que sería muy divertido darle en los morros a todos aquellos (me superincluyo) que criticamos a los que han conseguido sacarse las castañas del fuego gracias a su blog.

Sin embargo, como podréis ver en el reportaje, no es oro todo lo que reluce, y esa vida de lujo, de hotel en hotel y de pasarela en pasarela no da nada de beneficios. Una pena.

El reportaje, escrito en clave de humor (era el objetivo primigenio) cuenta con declaraciones de Mayte de la Iglesia, Ariadna Ferret de Fashionisima, Mike y Gaby de Cup of Couple, Macarena Gea y Silvia Lorente, en representación de la agencia Globally. 

Iba a rescatar alguna declaración extra para darle algo de miga a este post, pero la verdad es que he dejado todas las mejores para el reportaje...


No pasa nada, me saco una nueva fuente de la manga, César Andrés Baciero, autor del blog de apropiado nombre, "Necesito un mecenas" que dice ser un bloguero que no saca provecho de su blog: 

"Los blogs no dan dinero, salvo 4, la mayoría vive de otras fuentes. Normalmente paternas. Sus vestidos mentiras, burdas imitaciones, sus viajes inventados a fuerza de photoshop e imagenes mal robadas de Pinterest, como sus abdominales y su pelo sedoso. Su asistencia a desfiles internacionales vienen precedidos de súplicas a las agencias haciéndose pasar por sus representantes. Los blogueros son starlettes, pobres aspirantes a socialités con el infortunio de no haber nacido en la familia Preysler. Pintorescos personajes, resucitados en carne y hueso de los piscarescos personajes de la literatura cervantina."

Ahí lo llevas.

domingo, octubre 05, 2014

La vida da mil vueltas

Y a mí últimamente me ha puesto a darlas con ella.

He estado desparecida del blog... Aunque en realidad diremos que cada día lo abría para actualizar y no encontraba el tiempo.

Últimamente no hago más que contaros cosas que pasan en mi vida, cambios que son buenos pero que me descolocan, espero pronto volver a ser la superficial que era y retomemos mis saltos de madreselva o el último lanzamiento en cosmética. Prometo que así será.

Para que os hagáis una idea, cosas que han ido ocurriendo en mi vida en las últimas semanas:

- Me fui a Londres por tercera vez y casi no lo contamos: hicimos cola para un vuelo que no era el nuestro, lo supimos cuando ya íbamos a embarcar, salimos corriendo y perdimos unos papeles, entre los que estaban los billetes de vuelta y la reserva del hotel, por suerte los billetes de autobús aeropuerto-ciudad milagrosamente no se perdieron. Nos fuimos también sin libras, y sin adaptador de corriente. Decidimos pasear por Londres y llegamos tardísimo a un tour en el barrio de Bricklane sobre graffitis... Los reencontramos de casualidad, menos mal, porque mirad lo que me hubiese perdido...









[Muy muy muy recomendable, nivel recomendado ir cada vez que vayas a Londres, porque lo bueno de esto es... ¡que es arte efímero!

- Cambié de trabajo. En una vuelta de tuerca al programa "Tú al centro y yo a las afueras" (aunque yo últimamente soy más del de los hermanos Scott) (si no veis Divinity, omitid toda esta parte) y me fui de no un lugar, sino dos (porque he trabajado estos dos años en dos equipos a la vez) con mucha mucha pena: me fui de haber vivido una experiencia dura que ha cambiado mi vida, con la que he aprendido muchísimo más de lo que nunca seré capaz de asimilar, en la que he conocido gente tan especial que no pienso desprenderme de ellos nunca para no poder decir aquello de "nunca os olvidaré". [Dejo los mensajes personales para el final por si alguien prefiere pasarlos, cosa que entenderé] *

- Escribí un reportaje muy chulo sobre bloggers que verá la luz mañana y del que os daré algún detalle rollo "making of" que espero que os guste porque para eso lo hago. Bueno, y un poco por el dinero y la fama también. PEro si no os gusta, ni lo uno ni lo otro.

- Empecé a hacer ejercicio. Del de verdad. Una cosa loquísima; hago abdominales, sentadillas y todo tipo de cosas que me matan pero me hacen sentir bien a la vez. Esto de casarse es un estrés increíble, muchos objetivos por cumplir.

- Hablando de casarse: YA SOLO QUEDA UN AÑO. Bueno, menos. Y cada día que pasa, un día menos. El 3 de octubre (que es la fecha elegida en 2015) mis amigos vinieron a casa para celebrar la #bodamenosuno. O sea, un aniversario al contrario. Por lo que sea, ellos se vistieron de iconos de moda y yo de novia...



Pero de las cosas de la boda ya os hablaré pronto largo y tendido... ¡Tengo un as en la manga!

Y ahora os dejo, que me queda por hacer la casa, el tipo de cosas que no es nada glamuroso para contar en un blog pero no por haber estado unos días fuera vamos a cambiar el estilo... ¿no?

*Y aunque en mi nuevo trabajo ya sé que hay gente increíble, sumo y sigo: seguiré hablando de recetas con Marina, cotilleando con Toñi, buscando los mejores sitios de la ciudad con Paqui y riéndome con Paula mientras comemos unos Donettes. Eso, por un lado, pero es que además tengo que seguir cerca de Arantza porque está loca de verdad y es difícil encontrar a alguien así, de Ruth porque me pega con más fuerza y energía de lo que una canaria es capaz de hacerlo, de Cobo porque es azúcah (lo que pasa es que...), de Jesús porque sus gadgets van años por delante de nosotros, de Claris porque es como si fuese de equipo y es mi alma gemela en bodas y muchas más cosas, de Marion porque scolta, tenem que hablar de bloggets y sus parejets y de Verota porque Colega se está haciendo mayor a pasos agigantados...

viernes, septiembre 12, 2014

¿Quieres ir a MBFWM o Cibeles o La Merche o el sitio ese donde desfila gente?

El otro día, así, sin esperármelo, aparece el portero (el de mi edificio, no Íker, que desde que está con Sara...) y me da un paquete: ¡Los Sims 4 listos para cargarlos en mi ordenador!

Me emocioné tanto que me hice corriendo mi propio Sim a mi imagen y semejanza... Me quedó lograda la Ari virtual, ¿no?



Y luego me entero de otra noticia... ¡Los Sims participan en MBFWM! ¡Madre mía! ¡No me lo puedo perder! ¡Esto hay que sacarlo en Blogueras a la Hoguera! 

...

Ay.

No.

Nonononononononononononononono.

PERO POR QUÉ A MÍ.

Que no estoy.

Que durante MBFWM estoy en Londres, disfrutando de ese viaje que compré una mañana de locura cuando aún no sabía que me casaba y, MÁS IMPORTANTE AÚN, no sabía que casarse fuese tan caro.

Me muerito. ¡Me pierdo a Los Sims en mi pasarela favorita! (Porque es la única que conozco, salvo la de Murcia, o la de Valencia, bueno,y  la de Cádiz... Mira que ahora voy a resultar experta en pasarelas regionales).

En fin, que para compensar la pena, os voy a dar mis entradas.

Tengo una entrada doble para los siguientes desfiles de El Ego, que es el martes 16, y que no hace falta que venga yo ahora a contaros que son los que hacen las cosas más originales y los desfiles más divertidos:

  • 10:30 H Pepa Salazar
  • 12:00 POL/Leonor Pando
  • 18:00h David Catalan/Waverley​
Pos ea, mandadme un mail a ari.bradshaw@hotmail.com y los primeros en pedirlas se las llevan. Ojo que llevan copita o copazo (y cotilleo de famosos y famosetes) en el kissing room incluido.


martes, septiembre 09, 2014

¡Pestañazas!

Vamos a asumir una cosa: lo intenté con las postizas, pero chica, cómo pesaban. Además, en algún momento en los últimos dos años he perdido la capacidad de pegarlas a mi párpado. Es algo imposible. Para más inri, es que yo ya tengo unas pestañas espectaculares... ¿Para qué necesitaba ponerme más?


Por todo eso, me he quitado de las postizas, pero sigo soñando con tener pestañazas. La caidita de pestañas es uno de mis gestos favoritos, aunque creo que todavía tengo que mejorarlo porque la gente me suele preguntar si se me ha metido algo en el ojo.



Así que ya estaba yo deseando que la gente se dejase de largos tutoriales, nivel: maquillas el ojo, aplicas la máscara en zigzag, de raíz a puntas, la dejas secar, vuelves a aplicar, pasas el rizador, pasas el cepillito, PASAS DE HACERLO PORQUE ES MUCHO TIEMPO. Lancôme ha sacado una máscara que es mágica y hace posible lo imposible: que me la de sin mancharme la nariz, los dedos o la mejilla... Y RÁPIDO. Así que, obviamente, estoy deseando probarla.