viernes, noviembre 28, 2014

#TenderStories: Ser tierno es ser valiente

Desde que trabajo en publicidad, valoro un poco más los espacios televisivos reservados a ello. No todos, claro está, por la mañana puedes ver algunos ejemplos de lo mal que se pueden hacer las cosas, pero, a veces, te sorprende con que, de pronto, Tous hace una campaña de televisión, #TenderStories. Una campaña muy muy chula, que me llama la atención porque es tierna pero es divertida, y no tira por el lado ñoño que ya está tan pasado de moda. Mola de verdad.
Lo sé porque poco después de verla en la tele me metí en la web de TOUS para ver de qué iba y vi el Fashion Clip que acompaña dicha campaña. ¿Quién iba a pensar que la historia profesor-alumna que se enamoran podría acabar así? Es una historia valiente, bonita, original, muy fresca.
Y esto es un poco lo que os vengo a transmitir: para mí Tous es... Tal cual, tal y como lo podéis ver en el anuncio. No sé si alguna vez os he contado cómo conocí esta marca a fondo, que desde entonces, para mí, es mucho más de lo que podáis imaginar... Una tarde, la que en mi círculo conocemos como "la famosa tarde en Tous", fui con mi amiga Mayte de la Iglesia y un grupo de lectoras de su blog a conocer un poco más la firma: de allí salimos emocionadas, totalmente equipadas con todo tipo de productos, increíblemente originales, preparadas para contarle al mundo lo chulos que son sus productos y por qué te enamora en cuanto la conoces.
Tous no es, como os decía, una marca que vaya a contarte historias ñoñas: con ellos eres atrevida. Y, desde luego, con la nueva colección (que descubrí al meterme en la web a ver el anuncio al completo), queda totalmente reflejado este pensamiento, HACEDME CASO.
Por si no había quedado claro lo mucho que me gusta ese lado más desconocido, reto a mis familiares y amigos a llenar el vacío que han dejado los ladrones que entraron en casa (y que se llevaron todas mis joyas, entre ellas, mis valiosos anillos y pulseras Tous) con algunos (o todos, ya como veáis) de los integrantes de este look, que por cierto me parece genial para Navidades (o para completar mi estilismo de novia, ya veremos).
Post Patrocinado


jueves, noviembre 27, 2014

Entrevistas insólitas: un experto de cine que no ve cine

Hoy en Ari Bradshaw contamos con la presencia de uno de los comentaristas de cine más importantes del país. Nos consta que Carlos Boyero piensa a menudo en él y suelta un suspiro pensando en lo fuerte que pisan las nuevas generaciones.

Bienvenido Javodecine, por primera vez en este blog se habla de cine con una persona con criterio, con metodología, conocimientos... ¿Cómo te preparas para hacer tus críticas?

Bueno, no tiene mucho misterio. Me siento en una silla, me aseguro de no estar al borde para no caerme (esto es importante). Después cojo el ratón y lo arrastro por todo el escritorio hasta conseguir que la flechita que aparece en la pantalla de mi ordenador alcanza el procesador de texto. Hago doble clic y abro una página en blanco. 

El siguiente paso es ver el cartel de la película y dejarme llevar. La crítica de cine es algo muy de sentimientos, no puedes estar encorsetado como Kate Winslet en Titanic, porque entonces no te sale, tienes que dejarlo fluir. Lo de ver la película de la que vas a hablar es lo de menos. Primero de periodismo: hablar de todo sin saber de nada, y yo sacaba matrículas en la universidad, así que imagínate (risas).

Si, como las pretendientas de Mujeres y Hombres y Viceversa te manejas muy bien con los porcentajes, nivel: "Estoy al 90% seguro" o "Te lo juro en un 99%", ¿qué nivel ocupan las películas que realmente has visto antes de tu crítica?

Yo la verdad es que soy más de letras. Si fuese de porcentajes y de números, estaría, no sé, viajando en la nave de ‘Interestellar’ con Matthew McConaughey (nombre que sé escribir sin googlear previamente porque para algo sé de cine); pero no, estoy aquí escribiendo crítica de cine mientras el mundo se acaba.

En mi mente, las películas que he visto ocupan el 100% (creo), porque yo las empiezo a ver y las termino de ver, aunque sean malas, porque hay que ver de todo para entender. 

Si tu pregunta va más dirigida a cuán porcentaje de cine he visto de todo el que existe en el mundo, podría decir que el 1% y todas las de Belén Rueda. Si ampliamos el rango a los trailers, entonces he visto el 98% de las películas rodadas desde el nacimiento del cine el 28 de diciembre de 1895, cuando los hermanos Lumière proyectaron públicamente la salida de obreros de una fábrica francesa en Lyon, la demolición de un muro, la llegada de un tren y un barco saliendo del puerto. Pero de las que salen en los artículos, sólo se han proyectado ante mi vista un 10%, las que me gustan.




¿Tienes un contrato blindado con GQ o estás negociando tu propia columna en Fotogramas?

GQ es mi casa, me vio nacer y nunca nadie antes me ha dado esta gran oportunidad de hacer y deshacer el cine a mi antojo. Quiero hacerme fuerte aquí y que los otros lloren por mí por no haber visto mi talento antes, como en GQ. Todo hasta que Hollywood me haga mi propia película protagonizada por mí mismo y por la que ganaré el Oscar arrebatándoselo a Meryl Streep (esto se podrá hacer cuando yo gane), entonces dejaré que todos los medios hablen de mí y concederé entrevistas por doquier. Pero a ti, la exclusiva, Ari.

¿Qué crees que te falta para que te llamen para presentar los Oscar? (Recordemos que la cámara te adora)

No sé, la verdad, porque yo canto, bailo y hablo por los codos, además de que, como bien apuntas, la cámara me cu eme, así que el espectáculo estaría asegurado. Incluso cobro barato, nivel: traslado a LA, un hotel de cinco estrellas todo lujo y una suite aparte sólo para las doce docenas de rosas blancas que necesito para vivir en mi día a día. Ese es mi sueldo, no pido más, ¿tanto pido de verdad? Ni siquiera tengo representante, así que eso que se ahorran.

Creo que lo que realmente les falta es un buen sastre baratungo. Mi apego al suelo me impide encajar en cualquier esmoquin de prestadillo de cualquier showroom, ni siquiera me es posible comprar uno, esconder la etiqueta en la manga y después devolverlo como haría una buena bloguera, porque realmente no me valen. Supongo que hacerme un esmoquin a medida para una noche, qué digo, unas horas, es un desembolso mayor que los 1.000 $ que pagó Ellen Degeneres de propina al pizzero que llevó la cena a la gala de 2014, y no entro dentro de presupuesto. Pero Neil Patrick Harris lo hará muy bien en 2015.




A continuación te voy a poner una serie de personas, títulos o temas (un batiburrillo, vamos), de los cuales tienes que elegir uno por pareja (y decir por qué):
  • Leonardo di Caprio en Titanic o Leonardo di Caprio en El lobo de Wall Street.
  • Leonardo di Caprio en Romeo + Julieta o Leonardo di Caprio en todas las demás.
  • Leonardo di Caprio o cualquier otro hombre sobre la Tierra.
Leonardo Dicaprio me cae bastante mal en todas sus películas, porque siempre termina muerto, detenido o encerrado en el manicomio, y quizá por eso nunca se haya llevado el Oscar, porque no cumple con el ideal del sueño americano (a pesar de haber estado con Gisele Bündchen, que de eso ya nadie se acuerda y aquella época fue fenomenal). A Leo sólo lo quiero para preguntarle por lo de la tabla de Titanic y tal, como todos. 

Ahora lo típico sería decir Matthew McConaughey, porque todo el mundo loco con esta nueva faceta suya profunda e intensa, pero ya no hace surf ni nada, y es raro. ¿Así de repente te deja de gustar el surf? No sé, no me fío. Así que diré Bradley Cooper, Henry Cavill o cualquiera de los Hemsworth (que están en alza, pero me lío con el de la Pataky y el ex - Miley). Aunque como son clichés, y aquí tratamos temas más de vanguardia, porque los críticos de cine siempre van un paso por delante, diría que de hombres actuales (vivos) me quedo con Matthew Goode, que no está nada reconocido y 
me duele; Sam Claflin, que es el nuevo Jude Law pero actuando bien y aún no lo sabe; y Kristen Stewart.


  • Grease o cualquier mierda producida antes o después.


‘Grease’ en karaoke en el IMAX.


  • Danny Zucko o el John Travolta de 2014 y su pelo postizo.


John Travolta inventándose el nombre de Edina Menzel en los Oscar 2014. Adele 



  • Peli en el cine o en casa comentando vía Twitter.


Peli en el metro en la pantalla del móvil comentando con la señora de al lado.


  • Versión original o "a Rizzo le han hecho un bombo"


Yo crecí con lo del bombo porque, claro, de pequeño lo del horno y tal no lo entiendes, así que, bueno, luego me sonó raro, porque yo lo viví a la inversa. Quiero decir, que para mí a Rizzo le hicieron un bombo y luego salió la versión del horno cuando lo del DVD, así que llamé a Hollywood para ver si podían hacer algo, porque estaba preocupadísimo porque a Rizzo se le quemara lo que tenía en el horno porque le estaban haciendo un bombo, y bueno, se cortó la llamada y sigo esperando a que me la devuelvan para darme una explicación.

Para terminar, por favor, haznos una lista de las cinco películas que consideras imprescindibles y que nunca has visto.


  • El resplandor.
  • El silencio de los corderos.
  • La Cenicienta 2.
  • Gravity.
  • Cualquiera de Ryan Gosling.


Un saludo para los fans de Chema.



miércoles, noviembre 12, 2014

¿Cobrar más por prendas de tallas grandes?

Cuidado. Alerta. Tema espinoso a la vista.





Leo en algún medio americano que se está firmando un Change.org (invento español, un sitio para quejarse, de verdad que eso es explotar nuestra manera de vivir) porque la marca americana Old Navy cobra más cara la ropa de mujer de tallas grandes.

Por cierto, esto no lo hace en la ropa masculina. Claro que no, porque, dicen que "la calidad de la ropa de mujer es mayor." Sí, claro, tiene mucho sentido.

Esta estrategia es bastante controvertida y, desde luego, no genera nada de buena prensa (aunque cada vez prima más el "que hablen de mí...) pero... Me pregunto, ¿acaso no es lo mismo que, directamente, no hacer ropa de tallas grandes (a veces, ni la 42) porque no te compensa? (Holi, Zari) ¿O crear tu propia línea de tallas grandes y poner precios que parecen de broma pero que no te dan risa sino ganas de prenderle fuego a toda esa viscosa con un billete de 10 euros ardiendo? (Hola, Mangui).

En fin, yo dejo ahí la polémica servida, que ya sabéis que no me gusta NADA generar debate... O un poco sí. Pero es que el tema no da para más.

El caso es que tengo unas cuantas ideas de campaña para Old Navy ahora que han decidido tirar por la calle de en medio y decir las cosas como las piensan: "Mujeres gordas, salís mu caras."









Y añado unas propuestas que me han hecho por Twitter ;)


viernes, noviembre 07, 2014

Doble check azul del Whatsapp... También en grupos

Os juro que es sin querer. Yo quería ser una bloguera de moda, que me invitasen a París a comer macarons, y nunca pensé en especializarme en temas tan poco chulos como el Whatsapp pero ay, la vida, el SEO, las visitas...

En fin, he hecho un nuevo artículo para Grazia (esta semana estamos que lo tiramos) (periodistas llegando a fin de mes) en el que os descubro un nuevo uso, maligno y retorcido para el doble check del Whatsapp... ¿Sabíais que puedes controlar quién te lee en los grupos?

Pues mirad... Podéis leerlo aquí.





miércoles, noviembre 05, 2014

Búsqueda de piso: las etapas del duelo

No sé si alguna vez habéis buscado piso. Yo lo considero una de las tareas más complicadas de la vida.

Es difícil buscar piso para alquilar, es imposible encontrar piso para comprar... En fin, UN DRAMA.

Podéis ver mi opinión en un nuevo artículo para Grazia, y si no os sentís reflejados (porque no lo habéis vivido), al menos echaréis un buen rato de risas...


lunes, noviembre 03, 2014

Cosas que hacer con 1500 euros

Ay, que ha vuelto el invierno. Madrid solo conoce dos estaciones: verano y lluvia, y ya estamos en la segunda, ¡viva! Llega el momento de sacar los abrigos del armario y encontrar esas agradables sorpresas: metes la mano en el bolsillo y, ¡ah! ¡Dinerito suelto! Qué alegría da...

Si estás en ese momento y, cosas de la vida, te has encontrado con algo de calderilla, he decidido hacer de personal shopper para que los inviertas bien. Pongamos, por ejemplo, que te has encontrado con 1500 euros, por suponer...

¿Qué podrías hacer con ellos?



Un viaje a Nueva York






¿La imagen te da epilepsia? Correcto, así verás las cosas si aprovechas esos 1500 euros para irte una semana a Nueva York; hay tanto que ver, que solo se puede resumir así... Buena inversión.


Comprarte un Neverfull de Louis Vuitton




Y todavía te sobraría dinero para irte de fin de semana a estrenarlo. Ya no a Nueva York, no flipes, pero para llegar a la Manga con 500 euritos sí que te da...

Comprarte 1500 hamburguesitas de 1 euro de McDonald's


Para mí todo puede medirse en hamburguesitas de McDonald's y es una medida totalmente aceptada que te hace ver la magnitud de las cosas. 1500 hamburguesitas son muchas y deliciosas hamburguesitas.

 Alquilar un piso en el Barrio de Salamanca



Durante un mes tendrás piso y terracita en pleno Barrio de Salamanca. Podrás bajar andando a La Chocita del Loro, arrimarte a un Gran Hermano y ya a vivir de plató en plató. Eso o montártelo como el pequeño Nicolás, según te guste más faranduleo o política...

Jugar


Igual no te da para llenar una piscina como el Tío Gilito pero para una guerra de billetes sí que hace el apaño..

Desde luego... Cualquier cosa menos apuntarte a la master class que imparte un blogger: porque si la materia va a ser "Seleccionar los eventos adecuados" o "Estructura básica de un blogger/influencer", quédate con el significado literal: dicho blogger/influencer es muuuuuy básico, y si pagas, creo que tú también.

PD: No deja de ser curiosa la casualidad... ¡La de bolsos de Louis Vuitton que podría comprarse con las rentas del curso si tuviese que pagar por ellos!

domingo, noviembre 02, 2014

Los swaggers de Barcelona

Me hago mayor y se empieza a notar.

No solo me caso y mis amigos empiezan a tener niños (pero no nivel: "Madre mía, a Rizzo le han hecho un bombo" sino en plan que ya era hora, después de tantos años juntos, bla bla bla). Es que ahora estoy mayor porque resulta que me empiezo a perder culturas urbanas, y cuando tengo conocimiento las miro con asombro e incomprensión.

Eso me ha pasado con este vídeo, en el que aporta una visión totalmente asombrosa Ramiro E, fotógrafo que conocí y con el que trabajé en mis tiempos de Yo Dona, un profesional del que fiarse, por lo que tengo que quedarme con esto: "Las Apple Stores hacen el papel que antes hacían las iglesias. Son lugares de culto."

Ajá.